Personalmente, primera vez que escuchaba el término. Antes había escuchado informaciones sobre personas con deficiencia en el desarrollo mental, que sin embargo tenían capacidad extraordinaria para ciertas actividades, en particular las relacionadas con el arte o los cálculos matemáticos. Hoy publicamos la historia de Stephen Wiltshire, un inglés autista, que tiene la capacidad de reproducir en dibujos vistas panorámicas de ciudades enteras con tan solo echarles un vistazo minutos antes. Esto lo puede hacer debido a que además tiene el síndrome del sabio o savant. ¿Qué es eso? ¿Y qué tiene que ver ese síndrome con la película “Rain Man”? Descúbrelo a continuación y además mira unos videos interesantes.

Foto: Tecnocientista Blog

Pues bien, el síndrome del sabio es una condición que permite a algunas personas con problemas en el campo del desarrollo demostrar habilidades y brillantez en algunas áreas del conocimiento. Así, quienes lo tienen son grandes pintores, músicos, tienen memoria fotográfica o son excelentes en los cálculos matemáticos.

Una de cada 2 mil personas con problemas de desarrollo mental tiene este síndrome, que ataca más a hombres que a mujeres. Según reseña ADN de España, ha habido casos muy especiales de gente con savant:

  • Leslie Lemke nació en 1952 y murió en 1993. Nació con problemas cerebrales que le afectaron la visión. Recién a los 15 años aprendió a caminar, pero al año siguiente sorprendió a todo tocando el Concierto de Piano Nro. 1 de Tchaikovsky, en medio de la noche, solo momentos después de haber escuchado la melodía en la televisión.
  • Otro caso es el de Richard Wawro, quien nació en 1952 y murió en el 2006. Él contaba con una habilidad parecida a la de Stephen, pues solo le bastaba contemplar una vez algún paisaje para reproducirlo con una exactitud impresionante en un dibujo. Lo particular, es que sus pinturas las hacía con crayolas de cera.
  • Y bueno… ¿qué tiene que ver todo esto del síndrome del sabio con la película “Rain Man”? Pues bien. El personaje principal de esa película, interpretado por Dustin Hoffman en 1988 y que le valió ganar un Oscar, está inspirado en Kim Peek (1951). Se trata de un savant, pero que no es autista. Su condición se debe a una malformación en el cerebelo. Él tiene la capacidad de recordar el 98% de lo que lee, puede leer dos páginas en ocho segundos (usa cada ojo para leer una página distinta) y memoriza un libro en una hora. Otra diferencia que tiene con otros savant es que Peek tiene mucha facilidad para relacionarse con otras personas, incluso las desconocidas.

A continuación les dejo unos videitos:

Tráiler de “Rain Man” (para que recuerden la película)

Algo de las habilidades de Kim Peek (en inglés)

La obra de Stephen Wiltshire

Vean a Richard Wawro en acción

Leslie Lemke tocando el piano

Extracto de un video sobre los savant (en inglés)

 

Bruno Ortiz B.