Si me preguntaran cuál es la mejor etapa en mi vida, no dudaría en responder que fue mi niñez. Y les puedo decir que volví a experimentar muchos de los sentimientos vividos en esa época de mi vida cuando se me asignó visitar nuevamente el Parque de las Leyendas. Hace muchos años que no lo visitaba. Hoy publicamos una nota sobre las novedades que hay en ese lugar. Si quieres saber más de lo que encontrarás allí, ver fotos y un interesante video sigue leyendo.

Cuando estaba chica me pareció el lugar más grande que había conocido. Me sorprendió por fin haber completado el recorrido por toda la costa, sierra y selva. Sin duda, al regresar te das cuenta que es un mundo diferente del cual no te quieres ir. Al menos así lo sentí esta última vez.

Comprobé cómo me encanta estar cerca de la naturaeza, ver a los animales, cómo se comportan y cómo se dan cuenta cuando son observados con detenimiento. Por otro lado, la tranquilidad del lugar te atrapa sin pensar en el tiempo. Pese a lo que puedan creer muchos, cuando uno es mayor se puede dar cuenta que este tipo de lugares tienen una mayor importancia.

En esta nueva vista me enteré que desde el 2001 existe allí un hermoso jardín botánico. Allí vi distintas especies, entre flores y árboles. ¡Vaya que es un tremento trabajo eso de mantenerlo a fin de preservarlas! Sin embargo, es la única manera de ayudar a mantener nuestra biodiversidad.

Otra cosa que me llamó la atención fue el museo de sitio. Imagínate conocer muchas de las costumbres de nuestros antepasados y cuán ligados hasta ahora estamos de ellos a pesar del tiempo. ¡Claro que recomiendo lo visiten y pronto! Sobre todo en familia, papá, mamá e hijos. Lleven su comida, relájense en sus pastos, jueguen como nunca y disfruten de ese mundo de maravilloso que no es irreal, y lo mejor, que es nuestro.

Kharla Llontop