Por Bruno Ortiz B., enviado especial. La jornada de hoy en Cartagena (Colombia) empezó con una charla magistral -o keynote, como dicen los ‘gringos’- de Howard Charney, vicepresidente senior de Cisco Systems. Tal como lo hacen las empresas de tecnología más importantes del mundo, fue una presentación muy entretenida e interesante. Entre otras cosas, Charney hizo hincapié en cómo la Web 2.0 empezará a ser aprovechada de mejor manera por las grandes empresas para mejorar su trabajo y su productividad. Más información, fotos y videos a continuación.

“Las computadoras por sí solas son aparatos utiles, pero cuando se logró conectarlas para que se comuniquen e intercambien información con otras computadoras se convirtieron en un elemento indispensable”, señaló Charney durante su conferencia. El experto demostró, mediante la representación en el escenario de situaciones comunes, que las empresas pueden aprovechar las ventajas de la Web 2.0 para mejorar su trabajo, fomentando la participación e interacción de los empleados y clientes o proveedores, y aumentando la productividad.

 

“En el futuro, gracias a la Web 2.0 cambiará la forma que hoy conocemos para hacer negocios. Para eso se necesitará tener anchos de banda más amplios”, dijo. Indicó que es necesario que los países cultiven la innovación de manera contínua, pues esa será “la única manera en que se podrá sobrevivir en el siglo XXI”.

“¿Cómo podemos estimular la innovación? Incentivando la aparición de nuevos talentos, mejorando la inversión y reforzando las infraestructuras tecnológicas”, indicó.

Agregó que la capacitación y el entrenamiento constante bombean la economía de cada país. “Por cada dólar invertido en educación retornan cinco a la economía local”, refirió.

 

Una cortita…

Sin embargo, pese a toda la inversión en la organización de esta actividad siempre hay pequeños errores que hasta pueden causar gracia. En la entrada de la sala en la que se realizó esta conferencia encontramos un cartel con los horarios de las participaciones de los invitados. Nos llamó la atención lo “largas” que serían las intervenciones… si no vean la foto a continuación.