La base Princesa Elisabeth, inaugurada el domingo 15 de febrero, es la primera en la parte este de la Antártida con principios ecológicos estrictos. El proyecto, que costó 21 millones de euros, es dirigido por la Fundación Polar Internacional, con apoyo público y privado de origen belga. Hoy hemos publicado una nota con más detalles al respecto. A continuación algunos videos para que conozcan cómo funciona la base.

Bruno Ortiz B.