Una británica se convirtió en madre por primera vez a los 66 años y, por lo tanto, es una de las madres primerizas de mayor edad en el mundo. El embarazo, considerado de alto riesgo por la avanzada edad de la mujer, terminó con una cesárea: el bebe nació el martes con 2 kilos y 400 gramos, informaron ayer medios británicos. La fecha de parto estaba fijada para junio. Lee más aquí.