Bruno Ortiz Bisso, enviado especial.

Sao Paulo. Luego de la interesante jornada que tuvimos el lunes, ese mismo día por la noche tomamos un vuelo hacia Sao Paulo. En esta ciudad nos mostrarían ejemplos exitosos del uso de la tecnología en los sistemas de salud y de transporte. Para más información, sigan leyendo.

En la mañana visitamos un centro de salud en una zona populosa de Sao Paulo, en donde brindan dos tipos de atención: por una parte, atención general para determinadas dolencias o incluso para emergencias; y por el otro lado, un centro de atención con citas, para tratamientos más específicos. La innovación aquí es el uso de un software que permite tener registrado a los pacientes. Así, sus carnets de atención cargan toda su información clínica (historia, número de atenciones, tipos, fechas, etc) y eso les permite acudir a cualquier sede dentro de la red y que cualquier profesional de la salud pueda tener a la mano los antecedentes necesarios para atenderlo. Asimismo, el sistema se integra con la entrega de medicamentos, con lo cual se incrementa la información disponible para los médicos. Esto se ha implementado en una red de centros de salud de Sao Paulo, cuyos costos son cubiertos íntegramente por el Estado. Es decir, los pacientes no pagan.

Por la tarde, fuimos a las oficinas de SP Trans, la empresa municipal que se encarga del transporte público en la ciudad. Ellos también han integrado varias soluciones tecnológicas para ordenar su sistema de transporte. Entre ellas está el Boleto Único, que le permite al usuario emplear cualquiera de las opciones que le da la red (ómnibus, metro, tren) para movilizarse por la ciudad, gracias al prepago. Asimismo, cuentan con aplicaciones que les permiten saber (y ver en tiempo real) qué sucede con cada ómnibus que está funcionando, a qué velocidad están yendo, qué sucede en los terminales, etc. Realmente interesante. Les prometo que en breve publicaré la nota en el diario y colocaré aquí más detalles que puedan ser de su interés.