La popularidad de Twitter ha cautivado a miles de cibernautas peruanos que se han dejado arrastrar por la ola del popular servicio de microblog, que invita a usar solo 140 caracteres para responder a una simple pregunta: ¿Qué estás haciendo? Christian Meier, Gian Marco Zignago, Jason Day y Bruno Pinasco son cuatro conocidas figuras que se han sumado a este frenético ritmo de actualización, seducidos por la inmediatez del servicio. El Comercio conversó con ellos sobre su relación con esta herramienta y también nos dieron su opinión sobre el límite de exponer la vida privada en un sistema de comunicación tan inmediato y masivo como este. Hoy hemos publicado una nota sobre el tema, pero para saber más detalles de los entrevistados sigue leyendo.

Ronny Isla Isuiza

Christian Meier @oliverdog

“Escuché por primera de Twitter hace tres meses. Me enteré que era el nuevo medio por el cual se comunicaban ciertos personajes famosos. Al principio no le puse atención pero cuando unos familiares de Génesis (Rodríguez- novia del actor) me contaron acerca de su utilidad abrimos cuentas simultáneamente para ver qué pasaba. Me di cuenta que era el futuro de las comunicaciones: Los medios, celebridades, bloggers, etc, abren una cuenta para ser seguidos, y la gente los añade. Así, uno recibe lo que quiere, de quien quiere”. “Tengo un programa llamado Twitterberry, que me permite manejarlo completamente desde mi Blackberry. Pero esta semana vi uno que me gustó más, que se llama Übertwitter. En mi laptop tengo instalado el Tweetdeck que hace posible manejar todos los mensajes a la vez, ya sean ‘follows’, ‘followers’ y mensajes.” “Mi vida privada no puede verse amenazada por Twitter si yo no lo permito. Por ejemplo, yo puedo expresar cuánto adoro a mi novia, pero no revelar el lugar exacto en el que estoy disfrutando mis vacaciones, para no ser invadido en ese momento. Así protejo mi privacidad y la de quienes están conmigo. Es el sentido común, el que pone los límites”.

Gian Marco Zignago @paquitomusic

“Yo llegué a este sistema por culpa de mi querido amigo Christian Meier, pero mantengo la cuenta activa porque lo que me atrae de Twitter, como a tantas personas en el mundo, es la posibilidad de comunicarte directamente con los cibernautas casi en tiempo real. La frecuencia con la que ‘twitteo’ depende mucho de mi estado de ánimo No me gustaría crear un estado de dependencia en tener que contarle a todo el mundo qué ando haciendo”. “No suelo contestar mucho a mis seguidores a través de Twitter. Para eso utilizo el Facebook que también funciona como chat. Sin embargo, recibo mensajes en Twitter y son de todo tipo pero en su gran mayoría es gente con muy buena onda”. “Como en todo en la vida uno pone sus propios límites. La mayor ventaja que encuentro aquí es el contacto directo con los fans, no solo para contar qué estas haciendo en tu día a día, si no también poder informar acerca que lo que se viene en mi trabajo: conciertos, giras, etc. Es una herramienta publicitaria muy buena”.

Jason Day (@dayjas)

“Estaba en una conversación con mi agente y una productora amiga suya cuando las veo reírse revisando sus Blackberry. Estaban leyendo lo que Diablo Cody (la guionista de la película “Juno“) había publicado en Twitter. Me interesó lo que tenía que decir y quise tener acceso a esto, entonces me explicaron cómo funcionaba y me añadí a la lista de seguidores”. “Twitter es tan democrático que todos tenemos acceso a todos, promueve el acercamiento entre los contactos de la red y compartes ideas con muy buena onda. Pienso que es un asunto divertido pero no hay que tomárselo en serio. Yo no me pongo a filosofar ni puedo hablar de mi vida privada. Este es un espacio en que comparto cosas con desconocidos y no es adecuado para exponer mi intimidad.” “Lo que sí hago es compartir intereses con cierta gente. Por ejemplo, a un grupo de twitteros se nos ha ocurrido colaborar para evitar que la ola de frío afecte a los niños todos los años y espero concretarlas cuando vuelva a Lima”.

Bruno Pinasco (@brunopinasco)

“Yo ya había escuchado de Twitter en Los Ángeles por el actor Ashton Kutcher durante la promoción que se le dio a la herramienta con el reto de la CNN por el millón de seguidores. Mis amigos de los estudios de Hollywood me animaron a usarla pero me pareció una idea tonta hasta que Christian Meier me convenció de crearme una cuenta. Entonces, mucha gente que agregó como ‘follower’ y sin darme cuenta ya estaba metido en este nuevo sistema”. “Lo que me gusta del servicio es la inmediatez con la que puedes hacer llegar un mensaje. Tú puedes transmitir en el momento lo que te está pasando o lo que estás sintiendo. Sí suelo contar cosas personales pero muy básicas. A veces uno está tentado a tentado a exponerse demás ante el público, pero no es mi caso. Yo veo a Twitter como algo divertido que me sirve para promocionar el programa de manera instantánea”.”Básicamente los updates los hago con el celular porque me permite hacerlo donde esté sin necesidad de una computadora. Yo no me desprendo de mi Blackberry para nada”.