Hoy se presentaron en el Museo de Historia Natural de Nueva York los restos fósiles de Ida, una hembra primate que vivió hace 47 millones de años en Alemania, como un posible ancestro común a monos y seres humanos. Según las especulaciones de los investigadores, se trataría del “eslabón perdido“. Los restos fueron hallados hace 26 años, pero fueron comprados por unos coleccionistas. Recién desde el 2006 se han empezado a estudiar. Si quieres saber más haz clic aquí.

Bruno Ortiz B.