El “apagón analógico” que llegó ayer a EE.UU. y obligó a las cadenas de televisión a emitir solo en señal digital dejó sin servicio a los más de dos millones de hogares que no se prepararon, pese a las campañas de difusión. Si quieres leer la nota completa, haz clic aquí. Si quieres leer un testimonio sobre cómo se vivió el 12 de junio en Estados Unidos, sigue leyendo.

“He tenido la oportunidad de estar durante estos días en Estados Unidos. Tal como lo hamos dicho antes, esta es una situación que preocupará solo a aquellos que no tengan el servicio de televisión de pago. Es decir, aquellos que paguen por la TV por cable o por satélite ni sentirán el apagón analógico cuando suceda en el Perú. Aquí, la gran mayoría no lo sintió. ¿Quiénes son los afectados del cambio? Aquellos que solo ven TV gratuita, a través de la señal abierta. En este país (como en casi todos) se trata de aquellos de menores recursos.

En los últimos días se ha intensificado la publicidad por parte de las empresas de televisión de pago (principalmente de las de cable), ofreciendo sus servicios a nuevos clientes, con ofertas más económicas y accesibles. Lamentablemente, al momento de hacer la oferta no se explica realmente de qué va el tema de la TV digital y solo se limitan a decir que son la solución ante el inminente apagón.

Los primeros reportes indican que se presentaron problemas en el cambio a digital. Pero en un país con tantos habitantes, se trata realmente de un número muy pequeño de personas”.

Bruno Ortiz B.