Los casos de cardiopatías congénitas —malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento— han aumentado considerablemente en el Perú, pero lamentablemente no pueden ser debida y oportunamente atendidos, debido a la falta de recursos y personal entrenado, según reveló a El Comercio el jefe del Departamento de Cardiopediatría del Instituto Nacional del Corazón (Incor) de Essalud, Manuel Adrianzén. Si quieres saber más sobre este tema, haz clic aqui.