Si saldrás de viaje para recibir el 2010 no solo debes preocuparte por averiguar cuáles son los atractivos de la zona que visitarás. También debes conocer la ubicación del puesto o centro de salud más cercano, para así responder de inmediato ante una situación de emergencia. Si quieres saber más sobre el tema, sigue leyendo.

FIEBRE AMARILLA Y MALARIA
Si planea ir hacia la Amazonía debería contar ya con la vacuna contra la fiebre amarilla, enfermedad infecciosa y aguda que es transmitida por la picadura de un mosquito. “En las ciudades amazónicas no hay reporte de esta infección, pero sí en las zonas aledañas. Se recomienda vacunarse con 10 días de anticipación”, precisó el infectólogo Eddie Angles, presidente del Centro de Medicina del Viajero.

Angles sugirió también hacerse una profilaxis al regreso del viaje. “Es importante que consulten con su médico porque en estos casos no hay lugar para la automedicación”, dijo.

Fiebre, escalofríos y malestar son solo algunos síntomas de la malaria, presente en la costa norte y selva central del país. También es transmitida por una picadura de insecto y, de no ser tratada a tiempo, podría causar la muerte. Por ello, evite salir al campo o al monte a partir de las 6 de la tarde y siempre use camisetas de manga larga.

DENGUE Y ALTURA
En el rubro de enfermedades no prevenibles también se encuentra el dengue, que por lo general ha sido registrado en la costa norte, la Amazonía y Lima. “Para el dengue no hay tratamiento específico. Solo se recomienda evitar exponerse en los lugares donde conviven los mosquitos y usar repelente”, señaló.

La altitud del lugar hacia donde se viaje es también un punto importante que se debe considerar al momento de trazar un viaje. Para los expertos, en los pueblos o ciudades por debajo de 2.500 m.s.n.m. casi no existen casos de mal de altura, “pero metros más arriba sí registran estos males, sobre todo en las personas hipertensas u obesas”, indicó Angles, quien sugirió acudir a un especialista antes de visitar estas ciudades.

CUIDADO CON LAS ITS
La posibilidad de encuentros sexuales eventuales se eleva mucho en estas épocas del año, incrementando también la cantidad de casos de infecciones de transmisión sexual (ITS). A entender de Leonel Martínez Cevallos, infectólogo del hospital Arzobispo Loayza, en lugares como Cusco y la propia Amazonía peruana han aumentado las probabilidades de transmisión de alguna ITS. “El preservativo es un excelente instrumento de protección contra estas infecciones, pero lo mejor sería evitar estos encuentros ocasionales o con personas desconocidas para librase de tantas enfermedades”, recalcó.

Estos son solo algunos de los imprevistos de salud con los que puede encontrarse durante su viaje. Queda en usted la responsabilidad de tomar las precauciones del caso para salvaguardar su salud y la de sus seres queridos.

Son enfermedades prevenibles
Playas, piscinas, ríos o lagunas son los lugares predilectos de las personas en esta época de verano. Pero deben saber también que en estos pueden anidarse enfermedades. Según el infectólogo Leonel Martínez, allí se pueden adquirir enfermedades como la leptospirosis.

Señaló que en esta época del año aumentan las enfermedades diarreicas y respiratorias. Por ello se deben reafirmar recomendaciones como el lavado de manos y una correcta manipulación en la preparación de los alimentos.

“En estos días, los jóvenes que salen de campamento deberían saber que estas enfermedades sí son prevenibles y que, si son tratadas a tiempo, no deberían ocasionar mayores estragos. Nada más sencillo que evitar desórdenes alimenticios o alcohólicos para no presentar algún cuadro infeccioso que lamentar”, dijo.

CLAVES
Equipo básico para el viajero

1. Use aspirinas o paracetamol para aliviar el dolor.

2. Para las alergias o picaduras de insectos use antihistamínicos.

3. Quienes vayan a zonas aisladas deben llevar antibióticos, aunque requieren receta. Contra la diarrea es ideal la loperamida.

4. Para evitar las náuseas y vómitos use metoclopramida. La mezcla rehidratante o sales de rehidratación sirven para prevenir la deshidratación, por ejemplo, por diarrea severa.

5. Repelente y bloqueador solar (con factor de protección solar mayor a 50). Aplique primero el bloqueador y luego el repelente.

6. El aloe vera sirve para tratar la irritación por quemaduras de sol o picaduras de insectos. El talco sirve para infecciones y hongos. Los antisépticos son ideales contra los cortes.

7. Recuerde llevar curitas, vendas y gasas; tijeras para cortarlas; y guantes descartables para manipularlas. También tabletas purificadoras de agua.