Desde San Francisco, California. Son las 9 de la mañana en San Francisco (las 12 del día en Lima) cuando empiezo a escribir este post. Estoy en el bus que me lleva a mí y a otros 30 periodistas que formamos parte del Social Media Tour 2010 a las oficinas de la más popular red social: Facebook. Ya deberíamos haber llegado a Palo Alto, pero el pesado tráfico nos impide ir más rápido. Si quieres saber cómo me fue sigue leyendo.

¿Habrá menos revisiones?
Tras tomar desayuno en el hotel, los periodistas salimos a esperar el bus (muy al estilo de los que usan los futbolistas para llegar al estadio) que nos llevará a Palo Alto. El comentario en común entre el grupo de periodistas de habla hispana es que, ojalá, no hayan tantas revisiones de seguridad como las que hubieron en Washington D.C.
Nuestra llegada estaba prevista para las 9:00 a.m, pero son las 9:10 a.m. y seguimos en el bus. El pesado tráfico en la autopista hacia Palo Alto está jugando en nuestra contra. La monotonía del paisaje ayuda a poder avanzar la actualización de este post. 
¿Será?
Palo Alto es una ciudad muy simpática. Tiene pinta de acogedora y sus edificaciones (por lo menos en la zona por la que estamos transitando) no exceden los cuatro pisos. Llegamos a la avenida University, en pleno centro de Palo Alto, sobre las 9:20 a.m. Bajamos del bus y nos dicen que en el edificio de la esquina se encuentra Facebook. En realidad, es un sitio muy pequeño. La mayoría de periodistas aquí conmigo coinciden. 
Unos minutos más de espera y nuestros guías nos informan que estábamos frente a las antiguas oficina de Facebook. Desde mediados del año pasado se habían mudado a un lugar mucho más grande. Sin querer conocimos dónde funcionaba la empresa hasta hace poco.
Atención, atención: Esta parte del post la estoy escribiendo en el bus de regreso a San Francisco, antes de llegar a las oficinas de Twitter)
Es lo que es
En menos de 10 minutos llegamos, ahora sí, a nuestro destino final: las oficinas de Facebook. Sin dudas es un lugar más grande (lo pueden comprobar en las fotos). Hasta el momento, en cuanto a la forma, parece confirmar que se trata de una de las empresas más influyentes en Internet en la actualidad. ¿Pasará lo mismo por dentro?
Gracias a Dios esta vez no hubo revisión, solo dijimos nuestros nombres para que nos dieran una etiqueta autoadhesiva con nuestra identificación, para pegarla en un lugar visible de nuestro cuerpo. 
onversamos con tres encargados de la red social: Elizabeyh Linder, encargada de las Comunicaciones Internacionales y Políticas Públicas; Debiie Frost, directora de Comunicaciones Globales y Pollíticas Públicas; Javier Oliván, director internacional; y Brandee Barker, directora de Comunciaciones de la empresa.
Aunque los detalles de la información que nos brindaron los verán en la nota que empezaré a escribir en unas horas y que se publicará (si es que en Lima no deciden otra cosa) en la edición del sábado, a continuación compartiré con ustedes los datos más resaltantes (muchos de los cuales quizás ya se imaginaban o conocían, pero qué puedo hacer; es lo que nos dieron):
  • El crecimiento en el uso de Facebook en todo el mundo está creciendo de manera exponencial en los últimos tres o cuatro años. De 78 millones de usuarios que tenía en el 2006, en el 2010 ha roto la barrera de los 400 millones de usuarios.
  • Aunque no dieron (ninguna) cifra exacta, trabajan allí unos mil empleados.
  • Un promedio de 55 millones de estatus son actualizados diariamente.
  • Su meta no es generar contenido, sino aplicaciones para conectar a la gente.
  • Quieren que se vea más como una plataforma que como una página web.
  • Consideran que Buzz o Twitter están enfocados a otros objetivos.
  • Lo que buscan es hacer crecer el negocio y seguir manejando las comuncación de las relaciones sociales de cada vez más gente.
  • Aseguran que su modelo de publicidad funciona y que pueden vivir de ello. Desmintieron que se vaya a cobrar por acceder a la red social.
Hubo varias preguntas incómodas y en algún momento hubo como una especie de reclamo, al decir que se trataba de una red social y que no nos debíamomos concentrar en las cosas negativas que se relacionan con Facebook.
El tour de los 10 pasos
Tras estas presentaciones (que fueron muy rápidas, debido al retraso por la equivocación inicial), se nos prometió un paseo por las instalaciones de la empresa. Eso sí, no podíamos tomar fotos ni videos. Salimos de la sala y caminamos unos 10 pasos hacia un lugar amplio, con techos altos, en donde habrían unas 50 personas trabajando en modernos módulos, cada uno con una desktop y una laptop (ambas Mac), y con muchas macetas alrededor. Banderas de muchos países (entre ellas las del Perú) adornaban el lugar. Al lado, uno de esos ‘lounges’ que puso de moda Google en sus oficinas, y más allá una pequeña cafetería. Eso es todo lo que nos mostraron.
¿Cuál es mi opinión? Que el crecimiento aceleradísimo que ha tenido Facebook ha hecho que se empiece a comportar como una empresa “grande”. Es decir, los encargados de atender a la prensa internacional no dijeron nada nuevo, repitieron la versión oficial y, en algún momento, no supieron manejar las preguntas incómodas.
Facebook es la red social más importante del mundo y, creo, que será así por mucho tiempo más. Y ahora va en camino a covertirse realmente en uno de los gigantes de Internet.
A continuación los dejo con parte de la transmisión en vivo que pudo hacer el colega mexicano Daniel Rosas, de “El Mañana de Nuevo Laredo”: