Por Luis Silva Nole, enviado especial a Sao Paulo. Desde el avión Sao Paulo se ve como una ciudad poblada por rascacielos. Una mega metrópoli rodeada de verde y salpicada por dentro con más verde aun, pero que se declara abiertamente entregada a la modernidad, con varios shopping de primer nivel y caprichosos edificios que apuntan a las nubes. No por gusto la sede del Samsung Forum 2010, donde la transnacional coreana difundirá mañana sus últimos adelantos teconológicos, se llama World Trade Center, en clara alusión al desaparecido fortín económico de Nueva York.

Ya en tierra, algo nos hace acordar de golpe a nuestra nunca bien poderada Lima: un tráfico espantoso se apodera como colesterol malo de las principales venas y arterias de Sao Paulo. Y quizá la situación es todavía peor que en nuestra capital. Si en la Vía de Evitamiento uno avanza a voluntad la mayor parte del día y en la mayor parte de su recorrido, en trazados paulistas similares a ella, moverse 10 cuadras de un solo porrazo es casi un milagro al borde del mediodía.

Así empezó el día de hoy para los peruanos que participan en el Samsung Forum. Luego vinieron una fejoada -frejolada, en la jerga limeña-;tradicional comida brasileña hecha a base de menestra negra; caipirinha, batucada, samba y garotas mulatas que se movían sensual y frenéticamente. Posteriormente, horas libres para recorrer la ciudad y más tarde una cena de gala.
 
La ansiedad por ver la nueva televisión 3D de Samsung y todos los demás adelantos teconológicos de la empresa multinacional se acabará por fin mañana, con un día pleno de exhibiciones de trabajo para los cerca de 300 asistentes, distribuidores y operadores de toda la región. Hasta mañana, torcedores. Obrigado.