La novedad tecnológica para este año —anunciada en enero en la Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas— fue la posibilidad de acceder a la tercera dimensión (3D) en las pantallas del hogar. Entonces, la reacción inmediata fue: “No hay contenidos en 3D”.

La FIFA junto con la empresa Sony planificaron aprovechar el Mundial de Fútbol para darle el empujoncito final a la nueva propuesta de entretenimiento. ¿Cómo? Grabando en ese formato las incidencias de 25 de los 64 partidos del campeonato (incluyendo tres de cuartos de final, las dos semifinales, el partido por el tercer lugar y la final), para que sean disfrutadas por los usuarios de televisores compatibles a través de transmisiones en 3D en diferido por cadenas como ESPN.

Según informa Sony, incluso hay la posibilidad de que se transmitan ocho partidos en HD y 3D en vivo, en cines digitales en países que aún están por definirse.

¿Tras el Mundial llegará a popularizarse el formato 3D? Solo el tiempo lo dirá. Pero su implementación, así como las primeras transmisiones en la historia del certamen en alta definición hacen que este sea el Mundial de la tecnología.

¿Tú irías al cine a ver algunos partidos de este Mundial, en diferido, pero en 3D?