Tras probar este “smartphone” que funciona con el sistema operativo de Google, solo queda decir que se trata de un fuerte rival que ha llegado a nuestro mercado. Cosas para resaltar: muy intuitivo, fácil de usar (lo dejé en manos de niños de cinco años y en cuestión de minutos empezaron a usar las aplicaciones sin problemas) y con una batería muy duradera. Puntos en contra: no tiene radio (para algunos es algo fundamental) y necesitas tener un excelente plan de datos, pues la mayoría de aplicaciones necesitan conexión a la web para las actualizaciones. Si quieres leer la evaluación completa, haz clic aquí.