Este año se vendieron ‘smartphones’, tabletas, televisores con 3D y computación en nube; pero el 2011 será el año fundamental para saber si realmente tendrán el éxito deseado. A continuación un breve texto publicado en el semanario Día_1.

TELEVISORES CON 3D
Nadie puede negar que, en cuanto a tecnología, el 2010 ha sido un año en el que se han marcado tendencias. Así lo demostraron, primero, los grandes fabricantes de televisores al aprovechar el Mundial de Sudáfrica para introducir en los hogares la tecnología 3D que antes estaba reservada solamente para el cine.

Rápidamente aparecieron los primeros televisores de este tipo en todo el mundo, incluido el Perú. Sin embargo, la falta de contenidos en 3D, el alto costo de los aparatos y la incomodidad por el uso continuo de las gafas se convirtieron en obstáculos para su popularización.

¿Qué falta para que esta tecnología despegue? Que haya una mayor oferta para bajar los precios y que los productores de contenidos empiecen a apostar por ese formato. Quizá tendremos que esperar un poco más hasta que aparezcan los primeros aparatos en los que el usuario no necesite usar gafas.

REINO DE LA NUBE
Computación en nube y virtualización. Memorice bien esos dos conceptos porque, si no los ha oído durante el 2010, el próximo año serán pan de cada día. El ‘cloud computing’ permite a una empresa acceder a una diversa cantidad de servicios, sin necesidad de realizar mucha inversión en equipos, pues todo se trabaja sobre Internet. Con sus beneficios (simple, de fácil implementación y económica) y desventajas (dependencia al proveedor del servicio y la información sensible no ‘reside’ en la empresa), es una alternativa que ya está disponible en nuestro país.

Hay proveedores que apuestan por ofrecer todos sus servicios en nube, mientras otros brindan alternativas mixtas. Lo importante es que cada vez estarán más al alcance de las empresas (sin importar su tamaño) y se convertirán en una opción interesante para optimizar su productividad.

LAS TABLETAS
Si hay una empresa que ha demostrado durante esta década que sabe marcar tendencia esa es Apple. Este año le sacó varios cuerpos de ventaja a sus competidores al incursionar en un nicho que, si bien no era nuevo, no había sido exitoso: las tabletas.

La llegada de la iPad fue suficiente para que los otros fabricantes (tanto de hardware como de software) se pongan las pilas y empiecen a desarrollar sus propias versiones. En sus primeros 80 días se vendieron 3 millones de unidades y se prevé que termine el año muy cerca de los 10 millones de unidades vendidas. Pero Apple prácticamente corrió solo.

La competencia recién lanzará sus tabletas el próximo año y –con más alternativas y precios asequibles– se verá la real aceptación del usuario. Algunas empresas han apostado fuerte a este rubro. ¿Podrán quitarle mercado a los ‘smartphones’? Muchos apuestan que el 2011 será el año de los teléfonos inteligentes. ¿Será?