ACTUALIZACIÓN (15:15): En lo que ha significado un movimiento aplaudidio por los cibernautas peruanos, debido a su rapidez de reacción, Osiptel emitió una nota de prensa en la que señala que ha “ordenado” a Telefónica del Perú suspender en todos sus contratos del servicio de acceso a Internet la aplicación de la cláusula que reduce la velocidad contratada. Mira la nota de prensa completa aquí.

Inmediatamente después, Telefónica del Perú contestó lo siguiente (17:29): Telefónica acatará la medida dictada por Osiptel. La empresa trabajará conjuntamente con el organismo regulador para definir condiciones que contribuyan a ampliar el acceso a las telecomunicaciones y masificar el internet en el Perú.

 

POST ORIGINAL

Desde hace algunos días, la redes sociales locales se han remecido con una situación que ha sido llamada Speedygate. ¿De qué se trata? Pues que Telefónica anunció públicamente que quienes hayan firmado contratos de servicio desde el 1 de julio de este año o que hayan hecho un upgrade de sus servicios, solo podrán descargar una determinada cantidad de megabytes, dependiendo del plan contratado. “Adiós al Internet ilimitado”, señalan muchos. ¿Cuál es la principal razón esgrimida por la empresa? El combate contra el uso inadecuado de las conexiones residenciales, pues alguna gente las usa para tercerizar el servicio de manera ilegal o para alimentar cabinas de Internet ilegales. Si quieres saber cuál es la posición oficial de Telefónica, sigue leyendo a continuación. La empresa ha dicho que aún no aplicará las cuotas de descarga.

Si quieres saber lo que se opinan del tema en la blogósfera local, puedes leer aquí, aquí, aquí y aquí. Ah, y aquí hay posibles alternativas a esta situación. ¿Qué opinas al respecto?

Desde hace algunos días, varios cibernautas peruanos usaron las redes sociales para elevar su voz de protesta ante los cambios en las condiciones del servicio de Internet brindado por Telefónica, principalmente sobre la limitación mensual de las cuotas de descarga para cada usuario.

Mediante un comunicado de prensa, Telefónica confirmó que, efectivamente, desde el 1 de julio de este año “los contratos de Speedy consignan una cláusula que regula las cuotas de descarga para aquellos clientes que contrataron y/o migraron el servicio desde esa fecha”. Aclaran que estas cuotas no se aplican a los contratos anteriores.

Sin embargo, precisan que si bien está vigente, la aplicación de cuotas de descarga para nuevos clientes no se está haciendo efectiva hasta que “esté a disposición de los clientes una herramienta con la que puedan seguir la evolución de sus descargas”.

De acuerdo con los datos de estos nuevos contratos, la empresa “podrá reducir la velocidad contratada de verificarse que el cliente [...] se conecta a más de 5 computadoras en simultáneo y dentro de un mismo mes”. Además, indican que podrán efectuar esa reducción si se sobrepasan los 20 GB en descargas para las velocidad contratada de 500 Kbps; 30 GB para contratos de 1 Mbps; 40 GB para 2 Mbps; y 60 GB para las conexiones con velocidades superiores.

De excederse los límites de descarga, las velocidades se podrá ver degradadas de entre 100 Kbps a 500 Kbps.