¿Alguna vez se ha preguntado dónde están sus correos de Hotmail o las fotos que ha subido al Facebook? Pues todos esos datos se encuentran en la nube, término tecnológico usado para definir los espacios donde se almacena la información en línea, a los cuales podemos ingresar desde cualquier dispositivo que cuente con acceso a Internet. Y aunque hemos usado la nube desde hace años, será el 2011 cuando escuchemos mucho sobre ‘cloud computing’ o computación en nube, como tendencia a seguir, principalmente por las organizaciones. Si te interesa conocer más sobre este tema, sigue leyendo esta nota de Susana Navarro. (La infografía en PDF la puedes ver aquí)

“Se trata de una plataforma por la cual los usuarios acceden a aplicaciones que se encuentran en servidores desde cualquier lugar. Esto trae muchos beneficios, pues si a alguien le roban la computadora o el ‘smartphone’, todos estos datos no se perderán porque todo está en la nube”, explicó a El Comercio Florencia Sabatini, representante para Latinoamérica de Google.

SIEMPRE DISPONIBLE
Todos los consumidores de Internet han utilizado la nube sin conocer de esta terminología. “La computación en nube nace orientada a la prestación de servicios para el consumidor final. Por ejemplo, para que Google esté siempre disponible, manejando enormes volúmenes de información, de manera rápida y en cualquier lugar del mundo, fue necesario que se reinventara en este concepto. Gmail, Google Maps y You Tube son servicios públicos que operan en la nube”, señaló por su parte Andrés Cargill, gerente general de Soluciones Orión, empresa especializada en brindar servicios informáticos de Chile.

Imagínese que en un futuro ya no necesite una computadora potente o gastar en repotenciar cada año su PC. La nube es la solución para esto, pues usted ya no tendrá que preocuparse en el almacenamiento.

Sus principales características son el ahorro de dinero y la agilidad al momento de realizar los procesos de una empresa. Varios especialistas mencionan que la computación en la nube es el futuro para las compañías, sin importar de qué rubro sean.

EL FUTURO
“La tendencia de hoy es que las empresas están en la etapa de implementar sus propias nubes internas y se ve con fuerza en los mercados más competitivos, como telecomunicaciones, retail y finanzas, pues necesitan desarrollar modelos que les permitan moverse con velocidad, donde la tecnología no sea un impedimento, sino un factor que los diferencie”, mencionó Francisco del Real, representante de Citrix Systems.

Para entender mejor su funcionamiento, lo ideal sería compararlo con el servicio de agua. “Es un servicio muy estandarizado: abres el caño y sale agua. A fin de mes espero pagar lo que he consumido, controlo las fugas”, refiere Jorge Yaqui, gerente de Desarrollo de Nuevos Productos para IBM Perú.

PARA EMPRESARIOS
Diversas empresas son las que se están subiendo a la nube. Las pymes, universidades y algunos gobiernos han visto conveniente optar por esta nueva forma de agilizar sus procesos internos, reduciendo sus costos de manera vertiginosa.

“El usuario empresarial tiene el beneficio de utilizar recursos informáticos instantáneos. Uno tiene campañas, cierres contables, impuestos y requiere mucho procesamiento. La nube permite alquilar recursos informáticos de manera flexible, sin esperar mucho tiempo. No se instala, no se espera y logras rapidez en el negocio”, afirmó Sabatini, de Google.

Para darnos una mejor idea del funcionamiento de una nube, José Alania, asesor de Plataforma Tecnológica de Microsoft Perú, puso como ejemplo la que maneja la ONG Ciudadanos al Día: su aplicación web no está físicamente en ningún centro de cómputo, lo cual le permite tener más espacio y poder de cómputo, particularmente durante las elecciones, y reducirlo cuando no lo necesita.

LA SEGURIDAD
En otras partes del mundo, la nube ya ha sido incluida por empresas de diversos rubros. Aunque algunas se adaptan mejor que otras, ¿qué asegura que la información no estará a merced de cualquier hacker?

Los diversos proveedores de nube que fueron consultados para este informe respondieron que, en efecto, el tema de la seguridad de los datos es su mayor preocupación. Por ello cuentan con herramientas que garantizan a los usuarios que sus archivos estarán seguros en la nube. “Se pueden utilizar dispositivos de autenticación robusta que deben ser complementados con ‘firewalls’. Es importante que los usuarios de la nube cuenten con protección de contraseñas o algún mecanismo de cifrado de información”, dijo Jorge Pizarro, gerente de Tecnología de Neo Secure.

Las empresas también deben tener cuidado en cómo sus empleados manejan la información. Se recomienda clasificarla para controlar los accesos a ella. Lo cierto es que ningún proveedor de ‘cloud computing’ puede asegurar la información en un 100%. Por ello, es necesario analizar qué datos pueden ser usados en esta solución.