Durante el pasado Samsung Forum 2011 que se realizó en Santiago de Chile, tuve la oportunidad de entrevistar al peruano Teobaldo Palacios, vicepresidente de Telecomunicaciones para América Latina de Samsung. Con una larga trayectoria en la industria y ahora como parte de una de las principales empresas del mundo, Palacios cuenta sus expectativas sobre la evolución de los smartphones en el mundo y nos explica por qué en nuestro país ellos no comercializan celulares de doble chip, como sí lo hacen en otros países del mundo.

Hay una intención por parte de la industria de fabricantes para que este año el crecimiento de los smartphones sea muy fuerte en el mundo. ¿Qué está haciendo Samsung al respecto?
Yo lo veo de otra manera: el consumidor está pidiendo mucho más smartphone. Creo que ha entendido qué es un dispositivo de este tipo y lo está requiriendo más. No es que lo estemos empujando, sino que tenemos una mejor llegada. Eso, para nosotros, es importantísimo. De hecho, una de las razones por las que tuvimos tanto éxito como empresa de celulares el año pasado fue que nos esforzamos en crear un smartphone como el Galaxy S. Vendimos unos 25 millones de smartphones en el 2010, de los cuales 10 millones fueron Galaxy S. Imagínate el impacto que eso tiene en la facturación de la empresa.

Además eso les indica que la apuesta fue buena…
En el 2010, de un total de 280 millones de celulares vendimos 25 millones de smartphones (8,9%). Esperamos vender más de 60 millones de equipos inteligentes este año conforme más consumidores lo adopten.

Eso no significa que dejarán de lado al resto de su portafolio, donde hay celulares de gamas más baja…
De ninguna manera. Pero hay un fenómeno: no solo presentamos un smartphone icónico, como es el Galaxy S, y acabamos de presentar el Galaxy S II, sino que hemos creado una familia Galaxy, con modelos que van desde un precio accesible hasta uno más caro. ¿Qué es lo que pasa? Que tiene una plataforma nueva que es el Android, que está teniendo mucho éxito y que es muy bien acogida por el consumidor. Pones eso en una balanza y te das cuenta de que el mercado seguirá creciendo. Y en la medida en que más crezca ese mercado habrá economía de escala y los precios irán bajando…

Y los teléfonos inteligentes empezarán a ganar mayor espacio en los portafolios…
En breve empezará a haber una presión entre los smartphones y los teléfonos regulares. Me da la impresión que dentro de muy poco, quizás en unos 4 o 5 años, el 50% de los celulares que se venda en el mundo serán inteligentes. Uno de nuestros objetivos es crecer más rápido que el mercado, porque eso significa tener una mayor porción del mercado. Pero queremos crecer de una manera sana, pues no estamos dispuestos a perder dinero en el camino.

No solo ofrecen Android, sino también otros sistemas operativos. ¿Por qué?
En eso somos agnósticos. Y si sale otro sistema operativo, trabajaremos con ese también. Todo es por el consumidor. Desde Corea el presidente ejecutivo de la empresa siempre está preguntando qué quiere el consumidor, qué demanda el mercado. Quizás sea más caro para la empresa, pero es el enfoque de Samsung.

¿Es cierto que están trabajando en modelos que soporten doble chip?
Tenemos un portafolio increíble de esos teléfonos, pero disponible en aquellos países donde el mercado abierto es preponderante.

¿Y no han considerado incluir al Perú? Esto teniendo en cuenta la proliferación de equipos de procedencia china de ese tipo.
Depende del mercado. La India es un mercado completamente abierto, donde los operadores solo venden las SIM (chips). Allí, todas las marcas tienen equipos con doble SIM. En otros países como Brasil, donde el mercado abierto es muy importante, tenemos el liderazgo en ese segmento. Pero así como nosotros escuchamos al consumidor, también tenemos ‘partners’ estratégicos. Es por eso que en el Perú y en el resto de la región no lanzamos esos productos, porque parte del beneficio para el usuario es que el operador subsidia parte del costo del teléfono.

¿Cuál es el objetivo para este año en la región?
Primero, consolidar nuestra posición de líder. Nosotros estamos empujando el carro hacia donde el consumidor quiere llegar. Queremos además, extender ese liderazgo, y para eso buscamos introducir el concepto de ‘Smart Life’. Este nos permite que haya convergencia entre una gran cantidad de aparatos: computadoras, tabletas y electrodomésticos, creando un ecosistema. Hacia allá apuntamos, a que todo sea ‘smart’ (inteligente) y que el usuario no pierda el tiempo en configuraciones, sino que haya facilidad de integración entre equipos con solo apretar un botón. Creo que lo estamos logrando.