Esta semana, Juan Pablo Robles evaluó una versión del popular juego The Sims para la red social más popular de todas, Facebook. The Sims: Social quiere continuar con el éxito del juego, ahora a disposición de los más de 750 millones de usuarios de la red social. ¿Tú ya lo jugaste? Cuéntanos qué te pareció. Y si aún no lo has jugado y quieres saber más sobre este juego, sigue leyendo después del salto.


Los videojuegos en las redes sociales, especialmente Facebook, se han convertido en la atracción favorita de la mayoría de ‘gamers’ casuales. Esto se debe a su sencillo modo de juego y porque están elaborados para necesitar y retar a sus contactos para aumentar de nivel.

EA Games entendió la importancia de este nicho y empezó a crear videojuegos para Facebook. Desde el 9 de agosto cualquier usuario de esa red puede crearse un avatar en The Sims: Social, juego basado en la exitosa saga del mismo nombre.

El concepto es el mismo: se debe crear un personaje, elegir su género, el nombre y apellido, la ropa y hasta su personalidad o intereses. Además, si es sociable, si el dinero es su objetivo de vida, la música o el deporte.

Una vez dentro del universo Sims, nuestra vecina Bella Goth nos ayudará con las acciones y controles esenciales del juego. Se trata de un tutorial bastante divertido tanto para aquellos jugadores que ya conocen el género como para quienes entran por primera vez.

Ya situados en la casa, deberán cuidar que el personaje coma, utilice el baño y duerma en los momentos correctos. Lo más importante es mantenerlo feliz no solo con esas opciones, sino con actividades acordes con la personalidad que uno ha elegido como tocar guitarra, escuchar música, mandar e-mails o buscar amigos.

La mayoría de acciones quita un punto de energía, en algunos casos se recupera cuando visitamos a nuestros contactos de Facebook que tienen también un personaje dentro del universo Sims o simplemente esperar, pero si quieren avanzar más rápido pueden utilizar su tarjeta de crédito para comprarlos (usando ‘simschash’). Ese es el negocio de la empresa.

Otro punto interesante es que también deben mejorar distintas habilidades según la personalidad del avatar; puede tocar guitarra, componer canciones, pintar cuadros, sembrar plantas, jugar videojuegos. Además, algunos objetos se pueden malograr, por lo que se deben reparar. Todo con la intención de subir niveles. Hasta se puede mejorar la casa y crear más habitaciones con la ayuda de otros sims.

CALIFICACIÓN
The Sims: Social es un divertido juego elaborado por una empresa grande como es EA, con la intención de divertir no solo a ‘gamers’ experimentados, sino a los jugadores casuales que buscan entretenimiento dentro de las redes sociales.

Se trata de una inteligente manera de lograr ganancias y que algunos se animen a adquirir las versiones más completas de la saga. Lo recomendamos.

PRECISIONES

  • Para ingresar a the sims: social solo debe entrar a www.facebook.com/thesimssocial o colocar el nombre del juego en el buscador.
  • Está catalogado para todas las edades.