Hace dos años la empresa Rocksteady Studios lanzó al mercado Batman: Arkham Asylum. Por su calidad gráfica y excelente historia fue considerado el mejor juego del 2009 en este espacio. Batman: Arkham City apareció la semana pasada. Una vez más el ‘gamer’ se convierte en el Caballero de la Noche, pero el escenario esta vez no es un manicomio sino toda una ciudad dirigida por delincuentes.

La historia comienza con la entrada de Bruce Wayne a una conferencia de prensa para manifestar su posición en contra de la ciudad Arkham, una zona antigua de Ciudad Gótica que fue amurallada con todos los delincuentes dentro.

En medio de la conferencia, agentes de Tyger (organización que se encarga del orden en Arkham) entran a la fuerza para secuestrar a Wayne y llevarlo ante el Dr. Strange. Tras torturarlo e informarle que saben su identidad secreta, el millonario es abandonado en la ciudad de malhechores.

Lo primero que se aprecia es el extenso escenario. Si la anterior versión sorprendía por la libertad y dimensión del manicomio, Arkham City lo supera en todos los niveles. Se puede dedicar simplemente a pasear por los techos o buscar delincuentes de poca monta para detenerlos.

EL MÁS FUERTE
Batman tendrá que enfrentarse a todos sus enemigos: el Pingüino, Señor Frío, Ra’s As Ghul, Bane, Dos Caras y el infaltable Guasón, quien una vez más es un factor principal del éxito del juego.

Como era de esperarse, el Acertijo nuevamente dejará objetos escondidos por toda la ciudad. Algunos tan difíciles de resolver que pueden terminar en trampas mortales.

El héroe contará con distintos artilugios como el Batarang, bombas de humo para desaparecer, entre otras.

Si bien el juego tiene un objetivo principal, también incluye muchas misiones secundarias, las cuales recomendamos realizarlas, porque permiten conocer más datos de la historia principal o permiten equipar mejor al héroe.

Lo interesante de Batman: Arkham City es la sensación que genera en el ‘gamer’: realmente se siente como si fuera Batman, tanto al momento de investigar como en las luchas contra los enemigos. Podrá buscar las sombras, trepar por las esquinas y descolgarse, buscar hoyos en el suelo o romper algunas paredes débiles. Recomendamos también el combate cuerpo a cuerpo por su excelente efecto de cámara lenta en el último golpe.

CALIFICACIÓN
Batman: Arkham City es, sin duda alguna, un fuerte candidato al mejor juego del 2011. Es una pieza infaltable dentro de cualquier colección. Lo recomendamos.