Aunque la semana pasada RIM tuvo un problema muy grave a nivel global, esta semana toca hablar de uno de sus Blackberry. Se trata del modelo 9300, más conocido como Curve 3G, que desde hace un tiempo está disponible en el mercado local.

El modelo Curve es uno de los más populares entre los más jóvenes, según he podido constatar. ¿Sus claves? Mantener una buena relación entre precio y funcionalidades. Con esta versión, acondicionada para trabajar sobre la red móvil 3G, pasa exactamente lo mismo. En el mercado local se consigue desde los S/.300, según el plan elegido por el cliente.

CUMPLIDOR
Desde mi punto de vista, no es el mejor modelo, ni tampoco el peor, pero cumple sin despeinarse con las tareas que su configuración le permite realizar.

Aunque en la parte de diseño podría parecer, a primera vista, similar a otros modelos, cuenta con algunas características (en el bisel, por ejemplo) que lo hacen diferente. En todo caso, mantiene el estilo equilibrado, entre sobrio y jovial, de la línea Curve.

Se conecta de manera eficiente a las redes Wi Fi, mejora en algo su conectividad utilizando el 3G –sabemos que el trabajo con multimedia no es su fuerte–, y pese a tener una cámara web muy limitada (2 MP, de enfoque fijo y sin flash), es eficiente en condiciones climáticas favorables y para hacer esas capturas furtivas que tanto gustan para compartir a través de redes sociales.

En conclusión, se trata de un equipo ideal para quien necesita todas las funcionalidades de Blackberry sin gastar de más. Lo ofrecen Claro y Movistar.