Toshiba presentó ayer, en Lima, su esperada tableta Thrive, que ya había sido lanzada antes para el mercado mundial. En apariencia, es una tableta como cualquier otra: pantalla táctil de 10,1 pulgadas, sistema operativo Android 3.1 (Honeycomb) y conexión inalámbrica vía Wi Fi.

Sin embargo, cuenta con varias características que la hacen particular: su procesador es el Tegra 2 de doble núcleo de Nvidia, viene con una tarjeta gráfica GeForce, batería de 8 horas de duración, carcasas –ambas intercambiables– y conectores tamaño estándar, lo que elimina la necesidad de contar con adaptadores para transmitir información desde o hacia la tableta.

Esta tableta será vendida, inicialmente y por tiempo limitado, de manera exclusiva en la cadena de tiendas Ripley a S/.1.499 en su versión de 16 GB.

En la actualidad, la versión de 7 pulgadas de la tableta Galaxy Tab de Samsung en su versión desbloqueada con conexión Wi Fi y 3G cuesta S/.3.390.

Se espera que, en octubre, la coreana lance en nuestro país la versión de 10 pulgadas de su Galaxy Tab, por lo que, quizás, su precio ya no se acerque al de la iPad, cuya versión con solo Wi Fi cuesta S/.1.899, sino al de Toshiba.