Uno de los problemas que golpea actualmente a nuestra Amazonía es la deforestación causada por la tala ilegal e indiscriminada que existe, algo que motivó a un grupo de profesionales y empresarios peruanos investigar este tema y, finalmente, adoptar y fomentar el uso de sistemas tecnológicos para contrarrestar esta penosa situación. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo la interesante nota que Sandro Medina nos entrega esta semana.


“Existen varias tecnologías sobre monitoreo y control del crecimiento de árboles, pero ninguno estaba asociado con los bosques amazónicos, por lo que acabamos de crear, tras dos años de experimentación, un software denominado Treedex, el cual permite capturar automáticamente información de las plantaciones, así como conocer su real valorización en el mercado”, explicó Felipe Koechlin, gerente general de Reforestadora Amazónica, empresa dedicada a recuperar bosques dañados.

Señaló que los otros sistemas usados, como el conteo manual y el uso de código de barras, no son tan efectivos en comparación con el que han creado. “El primero consiste en el pintado de árboles que se realiza mediante un plano de distribución. Obviamente tiene sus desventajas como, por ejemplo, la unidad de muestra no puede ser remedida con precisión. La segunda no ofrece la posibilidad de ser reprogramado”, sostuvo.

En cambio, con el sistema Treedex –señaló Koechlin– la información que se obtiene es precisa. “Nuestra apuesta y línea de trabajo es por la reforestación sostenible. Atrás debe quedar toda cuestión de tala indiscriminada e ilegal; entonces, es importante que los empresarios e inversionistas en este rubro de negocios madereros, principalmente, conozcan, desde cualquier lugar, la situación de sus plantaciones”.

EN TIEMPO REAL
Según el ingeniero Ricardo Languasco, la captura y almacenamiento de los datos de las plantaciones son en tiempo real. “Hay una precisión asombrosa del tamaño, diámetro, ubicación por coordenadas GPS, estado fitosanitario, forma del fuste de cada uno de los árboles”.

El sistema Treedex emplea la tecnología de Identificación por Radiofrecuencia (RFID), una plataforma que permite el almacenamiento y recuperación de datos remoto, para lo cual emplea etiquetas, las cuales son colocadas en los árboles.

“Estos dispositivos son capaces de recibir y responder a peticiones por radiofrecuencia desde un emisor receptor. Emplea además chips de silicio que pueden transferir los datos almacenados al lector sin contacto físico y, entre otras ventajas, son resistente a los cambios de temperatura que se registran en nuestra Amazonía”, añadió.

Posteriormente, toda la data recolectada es sistematizada en el centro de cómputo de Ramsa (empresa que en el 2009 recibió el financiamiento del Programa de Ciencia y Tecnología -FINCyT para ejecutar un proyecto del sistema de monitoreo y estimación) desde donde se comparte la información a todos aquellos que hayan adoptado o adquirido este sistema de monitoreo y control de plantaciones.

“Solo así los empresarios o interesados en estos temas podrán conocer el valor actual de las plantaciones, así como las proyecciones a futuro. Este aspecto es una fortaleza de nuestro sistema y se refuerza con la certificación internacional que recientemente ha recibido nuestra empresa por parte de la entidad internacional FSC (Forest Stewardship Council)”, precisó Koechlin.

EL DATO
Según la Defensoría del Pueblo, anualmente el país pierde 150 mil hectáreas de bosques a causa de la deforestación. La entidad recomienda el cese de este problema para reducir los efectos del cambio climático.