Para quienes consideran que los videojuegos son un arte y quieren conocer todo sobre su historia, se acaba de lanzar “1001 videojuegos a los hay que jugar antes de morir”, del estadounidense Tony Mott. Son 960 páginas dedicadas a información, que van desde las primeras consolas de 1970 (Magnavox Odyssey) hasta los lanzamientos de la nueva generación del 2010. El libro invita al lector a una nueva aventura cronológica sobre este sistema de entretenimiento masivo. Si quieres saber más, sigue leyendo esta breve reseña de Juan Pablo Robles.


Para este interesante trabajo, el autor necesitó la ayudo de más de 30 colaboradores.

Los nostálgicos podrán recordar los gratos momentos que pasaron con clásicos como Space Invaders, Asteroids, Galaxian, Battle Zone Pac-Man, entre otros.

Además de abundante información técnica encontrará muy buenas anécdotas. Como cuando se instaló la primera máquina de Pong en un bar de Sunnyvale (EE.UU.) y el dueño llamó a reclamar a Atari días después porque se había malogrado, pero en realidad el apararto estaba repleto de monedas.

Ya está disponible en una cadena de librerías de Lima y su precio es S/. 129.

¿Tú ya lo leíste? Si es así, cuéntanos qué es lo que más te gustó del libro.