El debate sobre si el Perú requiere un ministerio de ciencia y tecnología no es de ahora. Aunque recién a fines de este mes el presidente de la República, Ollanta Humala, recibirá el informe de una comisión consultiva sobre ese tema. En tanto esto suceda, conversamos con autoridades científicas de la región para recoger sus opiniones y testimonios al respecto. Eso sí, todos resaltaron la importancia de la producción científica que se hace en las universidades y que merece ser repotenciada. Si quieres saber más sobre este caso, sigue leyendo esta nota de Sandro Medina.


CASO ARGENTINO
La ingeniera Agueda Menvielle, directora nacional de Relaciones Exteriores del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, resaltó el funcionamiento de un ministerio de este tipo en su país. “Fue importante la creación de un ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación. Ya llevamos cuatro años de experiencia. Y lo más importante de esto es que hablas al mismo nivel en todas las reuniones de los gabinetes”.

“La presidenta Cristina Fernández de Kirchner está absolutamente convencida sobre estos temas y hasta nombró como ministro de esta cartera a Lino Barañao, un importante científico con amplia experiencia”, dijo.

“Para Argentina la creación de un ministerio de este tipo fue una idea muy valiosa. Desde el 2003 hasta la fecha, el presupuesto aumentó en un 500%. Y no hubo problema de burocratización. Paulatinamente se van adaptando las distintas áreas del conocimiento y el desarrollo de la innovación marca estos tiempos”, acotó.

CASO MEXICANO
La mexicana Clara Morán, subdirectora de Asuntos Multilaterales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología consideró que sí es importante tener un ministerio de este sector. “Porque le otorga un nivel o estatus mayor para negociar con otras instancias de gobierno sobre estas temas que son vitales para países en nuestra región”, afirmó.

“Nuestro ministerio no es una instancia consultiva, al contrario, es un órgano de gobierno que dicta políticas y administra los recursos en ciencia y tecnología, y el Perú se encuentra en una inmejorable situación económica para quizás establecerlo”, agregó.

“Es evidente que en México tenemos capacidad científica y tecnología, lo cual es impulsado por un ministerio con poder de decisión”, puntualizó.

Recientemente el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de este país informó que en términos de innovación científica han pasado del puesto 142 al 54 en el análisis del Foro Económico Mundial.

CASO DOMINICANO
El viceministro de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de la República Dominicana, Rafael González, comentó que “antes de la creación de este viceministerio solo existía una comisión que estaba en el ministerio de Hacienda, pero era simplemente una comisión burocrática”.

Resaltó que había esfuerzos individuales o quizás grupales para desarrollar ciencia y tecnología, pero no había una política gubernamental. Desde finales de los años 90 comienza a debatirse sobre la creación de un ministerio de ciencia, tecnología e innovación. “Y para evitar los problemas de recursos económicos se planteó fusionar el ministerio de educación superior y también el de un ministerio ciencia y tecnología. ¿Los resultados? Son de los mejores”.

“Desde el 2001 trabajamos así y ha servido para impulsar de nuevo la investigación en el país. Se ha generado varios productos de los institutos que participan en investigaciones que son financiadas con un fondo que tiene el ministerio. De acuerdo a nuestra experiencia sugeriría crear un ministerio de ciencia y tecnología para optimizar los recursos e impulsar la investigación, para que no existan investigaciones aisladas o dispersas. Con un ministerio se optimizarían recursos”, precisó.

EL DATO
Los especialistas extranjeros participaron el último martes en el Foro sobre la Institucionalidad de la Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), el Foro por la CTI, la Cámara de Comercio de Lima, el Centro de Preparación para la Ciencia y Tecnología; y el Centro de Planeamiento Estratégico (Ceplan).

CIFRAS

  • Según el Gobierno, para el 2016 la inversión en inversión en investigación y desarrollo (I D) sería de 0.7% del PBI.
  • En el 2002, la inversión (I D) fue de 0,102% del PBI.
  • El promedio latinoamericano es de 0.7% del PBI
  • En los países desarrollados el promedio es de 3% del PBI.