Febrero no será un mes cualquiera para la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y, en general, para toda institución relacionada con la ciencia y la tecnología en el Perú. Es que, en breve, se pondrán en funcionamiento los dos primeros laboratorios de producción de su Complejo Científico Ecológico y Académico (CCEA). Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo esta interesante nota de Sandro Medina.


Se trata de un megaproyecto que se encuentra ubicado en el km 52,5 de la Panamericana Sur, en Santa María del Mar. Tiene una extensión de 105,7 hectáreas. “Será un campus de innovación que buscará, además del desarrollo de la ciencia y tecnología en el país, un mayor acercamiento con las empresas y los emprendimientos relacionados con estos temas”, dijo a El Comercio, el director del proyecto, Víctor Huanambal.

POLOS DE DESARROLLO
Se tiene planeada también la construcción de edificios o ambientes especializados para que grandes o pequeñas empresas y equipos multidisciplinarios de investigación y desarrollo tengan una mayor vinculación.

“Vamos a generar un ecosistema de generación de conocimiento. En otros ambientes se apoyará decididamente a los emprendimientos con base tecnológica. Seremos, pues, una plataforma que le dará valor añadido a nuestros distintos productos”, dijo.

“Lo ideal es construir un parque biotecnológico, como en otros países. Aquí en el Perú eso no existe. En este caso está siendo emprendido por una universidad privada, cuando por lo general es el Estado el que debería invertir en estos temas, tal como sucede en naciones vecinas”, puntualizó.

PRIMEROS LABORATORIOS
El lugar es un inmenso arenal y pese al intenso calor, los investigadores Palmira Ventosilla y Ruddy Rodas, responsables de los laboratorios de Bioinsecticidas y de Implante dentales, respectivamente, tienen un entusiasmos al tope para comenzar a trabajar en sus respectivos centros de producción.

“Ya tenemos preparados los kits de biolarvicidaque (que sirven para combatir el dengue). Es un producto natural e inofensivo para el hombre y su ecosistema. Es económico. Y de mucha utilidad”, dijo la investigadora Ventosilla, del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la UPCH.
Informó que actualmente están trabajando la formulación liquida de este producto para que los técnicos del Ministerio de Salud, por ejemplo, la puedan aplicar en los grandes contenedores de agua o quizás se pueda usar con las moto mochilas y rociarlas en los arrozales”, añadió.

Por su parte, el doctor Rodas precisó que en el Perú no se fábrica implantes dentales. “Todo es importado”. Entonces tomó la decisión, desde el 2001, a comenzar a estudiar este tema y poder fabricarlos a base titanio. Hizo algunos prototipos y funcionó. Precisó que en esta oportunidad la Universidad Cayetano Heredia al conocer su trabajo lo invitó a formar parte de este proyecto de dirigir una planta desde donde se pondría fabricar además instrumentales quirúrgicos y hasta didácticos.

SEPA MÁS

  • Para este año tienen planeado la construcción de un Museo Interactivo de Ciencias
  • La Universidad Nacional de Trujillo donó árboles de algarrobos.
  • El CCEA de la UPCH busca permanente contacto con la población aledaña.
  • A fines del 2011 realizaron un campamento científico empresarial con la participación de alumnos de los campos de las ciencias y empresariales.