Aunque no lo crea, la página de una red social puede ser más peligrosa que una web pornográfica. Por lo menos para la seguridad de su computadora. Eso es lo que señala un reciente informe publicado por Kaspersky Labs, empresa especializada en seguridad informática.Según los datos de este reporte, las redes sociales cada vez cuentan en su interior con más enlaces que vinculan a sitios maliciosos. La investigación encontró que el 21% de estos vínculos está en redes sociales, contra el 14% que está en las páginas con contenido para adultos. La web de videos en línea You Tube lidera el ránking con el 31% (aloja uno de cada tres enlaces maliciosos), seguido por los motores de búsqueda con el 22%.

“Los ciberdelincuentes usan una amplia gama de métodos para atraer a las víctimas. Además de manipular los resultados de búsqueda, el ‘spam’ en las redes sociales ha sido un problema importante en el 2011 y lo seguirá siendo en el 2012”, señala un comunicado oficial de la empresa especializada.

La explicación lógica es la popularidad alcanzada por las redes sociales: 850 millones de usuarios de Facebook; más de 90 millones de usuarios de Google Plus; y más de 140 millones de usuarios de Twitter, por mencionar a las más conocidas.

Según las cifras de Socialbakers.com, el Perú cuenta con algo más de 8 millones de usuarios en Facebook, en el puesto 24 de países. El primero lo tiene Estados Unidos con 155 millones de usuarios.

Una de las principales circunstancias que permiten ser víctima de un ataque o de un virus es el poco cuidado que muestran los usuarios para agregar dentro de sus redes a usuarios desconocidos.

De acuerdo con los resultados de un estudio sobre el comportamiento de los usuarios de redes sociales, realizado por ESET Latinoamérica, el 32,7% de los encuestados aseguró que agregan contactos desconocidos a sus cuentas. ¿La razón? Según el 73% de los encuestados, es conocer gente nueva. Si consideramos que muchos padres crean perfiles a sus hijos, pese a que son menores de 14 años, el peligro se puede ampliar a otro tipo de ataques.

En los años siguientes las amenazas crecerán. Al menos así lo señala McAfee Labs en su informe “Una buena década para el ciberdelito”. La empresa especializada predice que continuarán las estafas y los engaños a través de las redes sociales. “Una situación común será recibir un mensaje que parece ser de un amigo, donde le solicita dinero e información. También habrá más abusos de Twitter. Los ciberdelincuentes publicarán ‘tweets’ sobre temas de interés con enlaces peligrosos para incitar a los usuarios a hacer clic”, refiere el informe.

Peligro en el bolsillo
Con la popularización de los teléfonos inteligentes o smartphones, el riesgo de que nuestro dispositivo quede también infectado es más alto.
En este caso, las infecciones se realizarán mediante ‘malware’ o la descarga de aplicaciones de dudosa procedencia.

Aunque los dispositivos con el sistema operativo Android (Google) siguen siendo el principal objetivo de los ciberdelincuentes, otro estudio de Juniper Networks señala que los equipos con el sistema operativo iOS (Apple) también podrían estar en riesgo.

Es importante que el usuario recuerde que la seguridad informática no se reduce al software que pueda tener instalado en su computadora (de escritorio o portátil) o en su dispositivo móvil. Lo básico es tener una navegación preventiva, solo accediendo a sitios de confianza.