Un grupo de once investigadores provenientes de Estados Unidos, Egipto, Canadá e India iniciaron una investigación en el Perú para determinar si la aterosclerosis, enfermedad que reduce el tamaño de las arterias y que conlleva a complicaciones como derrames cerebrales e infartos, ya estaba presente en los pobladores del antiguo Perú. Para este fin, gracias a un convenio con la empresa Siemens, los científicos están realizando desde el domingo tomografías de cuerpo entero a 50 momias peruanas en las instalaciones del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas. Es el mismo grupo que el año pasado investigó la momia de una princesa de hace 3.500 años y descubrió que sufrió de arteriosclerosis. Si te interesa este tema, sigue leyendo la interesante nota de Angela Tejeda Giggho.

Realizan estudios a momias de la cultura Puruchuco. INFOGRAFÍA: Carlso Ramírez (c) Diario El Comercio

Estos fardos funerarios –que tienen entre 600 años a 1.000 años de antigüedad, en el intermedio tardío- forman parte de la colección del Museo de Sitio de Puruchuco “Arturo Jiménez Borja”. Todos fueron encontrados hace 53 años en diversas huacas de Lima.

En entrevista con El Comercio Randall Thompson, cardiólogo del Saint Luke’s Health System que lidera la investigación, señaló que “cuando se desarrolla la aterosclerosis, además de haber grasa en las arterias también se forman calcificaciones, lo cual es un signo de esta enfermedad que se evidencia en la tomografía”.

Estos indicios de la aterosclerosis, junto con hallazgos de otras enfermedades cardíacas, fueron descubiertos por los mismos investigadores en un estudio realizado hace tres años en momias
egipcias de 3.000 años de antigüedad. Se trató de una gran revelación para la medicina, que consideraba a la arterosclerosis como una enfermedad moderna relacionada a los malos hábitos alimenticios, al cigarro y a la falta de ejercicio.

Una constante
Para verificar la prevalencia de esta enfermedad en otras culturas antiguas, los científicos decidieron realizar una segunda investigación con orientación poblacional. Eligieron el Perú porque, “junto a Egipto son los únicos países con una gran cantidad de momias”, señaló el doctor Guido Lombardi, coordinador del estudio en el Perú.

Thompson señala que en las tomografías realizadas hasta el momento se han encontrado diferentes objetos como conchas de mar y oro, pero que “los resultados tardarán por lo menos seis meses ya que toma mucho tiempo analizar a una momia”.

La gran diferencia con la investigación realizada en Egipto es la tecnología superior del tomógrafo empleado para el escaneo de las momias. El Somatom Sensation de 64 cortes de Siemens es más
rápido y tiene mejor calidad de imagen.

Lombardi puntualizó que “si se encuentra que la aterosclerosis era tan prevalente en otras épocas, cuando la gente tenía estilos de vida saludables, entonces tenemos que volver a investigar las verdaderas causas de esta enfermedad, lo cual podría realmente redirigir las estrategia médicas”.