Científicos de Singapur inventaron un retrete ecológico que convierte la orina y las heces en abono y combustible, ahorrando un 90% de agua.Los investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang aseguran que el primer prototipo del inodoro llamado No-Mix Vacuum Toilet empezará a prestar servicio en esta institución académica en el 2013.