Por Marcela Mendoza, enviada especial a San José, California. El antiguo y tradicional auditorio público de San José, en California, en donde desde 1934 han desfilado las principales intérpretes del pop y el rock, fue el escenario escogido por BlackBerry para anunciar ante un reducido grupo de ingenieros como será la nueva plataforma en la que se basara el funcionamiento de la nueva generación de equipos con los que piensan enfrentar el liderazgo de Apple y Android. Esta plataforma, que denominan Blackberry 10 (BB10), ya está lista para ser probada por los desarrolladores de aplicaciones a partir del próximo mes y es probable que salga al mercado apenas pasada la Navidad, antes de lo anunciado a principios de año, cuando se aseguraba que estaría listo para fines de febrero. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo.


“Seguimos peleando, nosotros apostamos por ser los primeros en computación móvil y los vamos a dejar asombrados”, aseguró entusiasmado Thorsten Heins, CEO de RIM, quien confía en la flexibilidad, integración y rapidez que promete ofrecerán los dispositivos que utilicen BB10. “Al principio lo ofreceremos solo en teléfonos con pantalla plana, pero luego vamos a lanzar equipos con teclado, siempre de gama alta. Pasados dos años bajara a la categoría económica”, detalló.

Su estrategia, sin embargo, no solo estará centrada en lograr un diseño mas intuitivo que pueda manejar el multitasking con un dedo, sino que están tratando de atraer a los desarrolladores de aplicaciones móviles de las otras marcas ofreciendo mayores beneficios económicos. Según explicaron, las aplicaciones desarrolladas para Blackberry generaran 4% mas ganancias al mes que las que reciben los de Apple y 35% mas que las de Android. Además, se calcula que las aplicaciones tendrán un precio 85% mas bajo de cara al usuario final.

Como se recordara, el éxito que ha logrado Apple y Android no solo se basa en la interacción que ofrece el equipo, sino en la versatilidad y funcionalidad que ofrecen las mas de 500 mil aplicaciones descargables que estos poseen. Las aplicaciones son descargadas por ingenieros independientes, muchas son gratuitas (el negocio funciona en esos casos por publicidad insertada en ellos) y otras tienen un precio de venta que bordea los US$5 por cada descarga, de lo cual el 20% va para el fabricante del teléfono. Blackberry tiene hoy solo 105 mil aplicaciones descargables y esta es una deficiencia que buscan revertir ofreciendo mayores ganancias a los equipos independientes.