Por Miguel Ángel Cárdenas, enviado especial a México D.F. Las Ultrabooks –lanzadas el año pasado por Intel- utilizarán, a partir de la mitad del 2013, procesadores Core de cuarta generación (con el nombre clave Haswell) y así convergerán su tecnología para convertirse en mitad notebook y mitad tableta. El anuncio lo hizo Santiago Cardona, gerente del segmento de consumo de Intel en su evento anual Editor’s Day, en la capital de México. Cardona mostró una delgada, ligera y rápida Ultrabook con teclado convertible, que podrá ser doblado a voluntad. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo.


“Combinaremos la tecnología para crear contenidos y ser productivos. Las Ultrabooks contarán con la tecnología de los smartphones y las tabletas, que permiten consumir contenidos de manera rápida y así tendremos una notebook convertible. Aunque está planeado su lanzamiento para mediados del próximo año, podrán verse los primeros modelos antes de la navidad de este año”, declaró Cardona a El Comercio.

Entre los adelantos de esta llamada también “notebook reinventada” está que contará con pantalla táctil, reconocimiento facial, respuesta a comandos de voz, tendrá batería que durará todo el día, contará con función de teléfono inteligente, tendrá acelerómetro, giroscopio, brújula, sensor de iluminación y una tecnología especial antirrobo.

Este lanzamiento se potenciará con la presentación del Windows 8 de Microsoft. Según Eduardo Godoy, representante del segmento empresarial de Intel, el comsumo de Ultrabooks está previsto que crezca a un ritmo de cinco veces por año.