La Navidad es una de las fechas del año más esperadas por los ciberdelincuentes. Ellos se aprovechan de la emoción, el apuro y el descuido de muchos usuarios para beneficiarse a través de estafas, virus y otras artimañas. En la mira están aquellos que recurrirán a Internet para hacer sus compras de último minuto. “Entre los principales riesgos a los que se exponen los usuarios en estas situaciones son las estafas electrónicas, el robo de datos personales y el ‘phishing’”, señala Raphael Labaca, coordinador de Awareness & Research de ESET Latinoamérica.

Cuide sus nuevos equipos de las amenazas navideñas INFOGRAFÍA: (c) Diario El Comercio

La primera recomendación es la protección del dispositivo a usar. “Así sea una computadora de escritorio o un dispositivo móvil, debe tener el sistema operativo actualizado. Además, es necesario que contengan alguna solución de seguridad que proteja al usuario durante su navegación”, indican los expertos de ESET.

La otra sugerencia básica es comprar solo en sitios web reconocidos y que cuenten con buena reputación. Asimismo, antes de realizar cualquier transacción, debe revisar cuáles son los sistemas de seguridad con los que cuenta el sitio.

“Durante el tercer trimestre del 2012, hemos encontrado 43,4 millones de sitios web sospechosos, lo que representa un incremento de 20% con respecto al trimestre anterior”, indicó en un comunicado la empresa de seguridad McAfee.

“Aunque está muy de moda, el uso de redes Wi Fi (inalámbricas) puede ser un riesgo para intercambiar información sensible, pues el tráfico de la red puede ser interceptado. Se recomienda usar una red privada”, recomienda ESET Latinoamérica.

Adicionalmente, debe tener mucho cuidado con los supuestos premios sorpresa que se ofrecen en las ventanas emergentes con publicidad, y con los enlaces o ‘links’ en los correos electrónicos y redes sociales. Este tipo de técnicas solo busca atraer a sus víctimas para robarles su dinero.

REGALOS SEGUROS
Quizás usted sea uno de los que reciba algún regalo tecnológico esta Navidad. En ese caso, también necesita conocer algunas medidas de seguridad.

“Además de contar con un antivirus actualizado y original -tanto para computadoras como para dispositivos móviles-, procure dotar de una contraseña segura a sus nuevos equipos, combinando mayúsculas, minúsculas y números. Así se asegurará que su información no quede a disposición de manos equivocadas”, señalan los expertos de la empresa de seguridad Kaspersky Lab.

Otra recomendación de la compañía rusa es hacer una copia de seguridad o un ‘backup’ del contenido de sus dispositivos. “Las notebooks se dañan más menudo que las computadoras convencionales, por lo que el respaldo de información, más que una moda, es hoy una necesidad”, agrega.

A LA ORDEN DEL DÍA
Las nuevas modalidades de la ciberdelincuencia
Los nuevos usos que la gente le da a sus aparatos tecnológicos originan que los ciberdelincuentes también renueven su accionar criminal. “Han aparecido mensajes de texto ‘phishing’, conocidos como ‘smishing’, y están en aumento. Suplantan la identidad de una persona o institución y, con engaños, hacen que la víctima ingrese a un enlace que lleva a un sitio malicioso”, explican los expertos de McAfee Labs.

De otro lado, ha aparecido el ‘scareware’, un engaño que busca que el usuario crea que su PC puede estar infectada y lo invita a comprar un antivirus falso. Para ello tiene que entregar sus datos personales y financieros. Generalmente utilizan ventanas emergentes.

Por su parte, el ‘ramsonware’ acusa a quienes navegan por la red de que visitaron páginas web ilegales, tomando el nombre de la policía y amenazan de bloquear el sistema de la computadora hasta que paguen una multa.

Según los datos que maneja McAfee Labs, el ‘ramsonware’ ha crecido un 43% en el tercer trimestre del año, mientras que el ‘scareware’ continúa avanzando y se calcula que crea un millón de víctimas cada día.

Y para prevenir cualquier tipo de ataque a través de las consolas de videojuegos de última generación, que se conectan a Internet, se recomienda a los padres ajustar los controles paternos adecuados para evitar que se comparta información privada y sensible.