Pese a las intensas campañas de prevención, el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, según reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS). En nuestro país los esfuerzos, investigadores de distintas instituciones laboran para desarrollar técnicas que permitan una certeza mayor en la etapa del diagnóstico. “El proyecto “Diagnóstico de cáncer de próstata basado en sonoelastografía” busca convertirse en una alternativa para un mejor diagnóstico de este mal”, explicó el ingeniero Benjamín Castañeda, del Departamento de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo esta interesante entrevista de Sandro Medina Tovar.


Esta iniciativa tecnológica se centró en el cáncer a la próstata debido a que los números proporcionados por el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), señalan que en los hombres las neoplasias malignas más comunes son el estómago y la glándula prostática.

¿Cuál es la propuesta que han desarrollado para la detección del cáncer a la próstata?
Nos apoyamos en el uso de la tecnología sonoelastografía, la cual busca implementar una nueva técnica de imagenología que mejore el diagnóstico en este tipo de mal. Actualmente, se usa con mayor amplitud la ecografía transrectal, la cual tiene solo un alcance de un 65 por ciento por lo que el médico usa el tacto para sentir nódulos más duros que el tejido normal como un indicador de patología.

¿Cómo obtienen los datos durante un examen?
Lo que se hace es usar la vibración para tener la idea de la rigidez del órgano sano o dañado, es decir, el paciente permanece sobre una camilla que lo hace vibrar; a parte de ello le ponemos un ecógrafo con ultrasonido para poder obtener información del tejido sano o patológico que responden de manera distinta a la prueba.

¿Qué grado de confiabilidad o certeza tiene esta técnica?
Se encuentra en un 82 por ciento. En términos de imágenes está muy bien en comparaciones de otras técnicas como la mencionada anteriormente. Eso sí, no buscamos reemplazar nada, solo deseamos dar información adicional para reforzar el diagnóstico. Este estudio mejora la técnica del ultrasonido modo B.

¿Para llegar obtener mayores datos precisos también apelan a las ciencias matemáticas?
Desde hace cuatro años venimos mejorando esta técnica. Y los números nos permiten relacionar como un tejido se encuentra normal o mal. Mediante La sonoelastografía es una tecnología de imágenes cualitativas, sin embargo hemos hecho el trabajo a partir de una técnica cuantitativa, para lo cual usamos dos fuentes de vibración que se interponen unas con otras, y al interponerse genera unos patrones que nosotros manejamos. Y a través de la forma cómo varía la interferencia podemos estimar localmente la neoplasia.