Sony realizó interesantes anuncios durante la conferencia con la que dio inicio a su participación en la Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas (CES 2013). Entre sus principales novedades está su apuesta por la ultradefinición, reflejada en el primer televisor OLED (diodos orgánicos de emisión de luz) 4K, es decir, cuatro veces alta definción (3840 x 2160 píxeles).

En el Centro de Convenciones de Las Vegas, Sony exhibe un televisor OLED de 56 pulgadas que alcanza una resolución 4K, debido a los últimos TFT (transmisores de película fina) con semiconductores de óxido y a la tecnología Super Top Emission.

“Hasta este momento, los televisores OLED utilizaban transistores de película fina (TFT) de polisilicio de baja temperatura (LTPS) para lograr que la luz traspase el panel OLED. Sin embargo, existían algunos inconvenientes inherentes a la fabricación de grandes pantallas OLED”, señala el comunicado oficial.

El documento continúa explicando que la japonesa pudo fabricar esta nueva pantalla utilizando TFT de semiconductores de óxido. La pantalla en cuestión fue desarrollada en conjunto con la compañía taiwanesa AU Optronics. (AUO).