El doctor peruano Walter Curioso es quizás uno de los profesionales de la salud de la región con mayor vinculación con las nuevas tecnologías. Estuvo al frente de proyectos de telemedicina que buscaban un mejor acceso a servicios de salud y calidad de atención. Y ahora que se encuentra al frente de la Oficina de Estadística de Informática del Ministerio de Salud de Perú, busca optimizar los sistemas de información y comunicación así como promover educación continua del personal de salud. “Necesitamos más programas de informática biomédica y de informática en salud en el país”, expresó al Diario El Comercio, el también profesor e investigador de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Si quieres saber más sobre este tema, sigue leyendo esta entrevista realizada por Sandro Medina Tovar.


¿Qué ventajas ofrece la telemedicina en países como el nuestro?
La telemedicina ofrece muchas ventajas y oportunidades para el Perú. Las principales ventajas consisten en acercar los servicios de salud al paciente y al ciudadano, disminuyendo las brechas de acceso y que se convierte en una oportunidad para acercar a médicos y profesionales de salud a lugares donde no existe oferta de recursos humanos en salud, todo gracias al uso de tecnología apropiada.

En el 2005 se publicó un decreto que norma estándares de información en salud y del Plan Nacional de Telesalud. ¿Dicha norma se está cumpliendo?
Hemos avanzado sustancialmente, hoy utilizamos como identificador único para identificar, valga la redundancia, al usuario el DNI y para identificar al establecimiento de salud el código RENAES (que vendría a ser el DNI del establecimiento de salud). Este es un proyecto de otros que existen para fortalecer este tema.

Entonces, ¿qué hace falta para consolidar la telesalud en el Perú?
Tenemos varios retos. El primero de ello consiste en optimizar los procesos y flujos, consensuar registros e integrar diferentes sistemas de información. Pero tampoco puedo dejar de mencionar que hace falta capacitación en temas de informática en salud. En realidad, faltan varios aspectos que no permite que el tema de la telesalud se desarrolle como quisiéramos.

¿Cuáles son los proyectos que se vienen impulsando desde el Ministerio de Salud?
El Minsa actualmente está revolucionando con el uso de tecnologías aplicadas en salud: el registro de nacido vivo en línea, telemedicina, sistemas de gestión hospitalaria, y estamos trabajando un sistema de citas por teléfono y en línea.

Respecto al programa de Registro del nacido vivo en línea, ¿cómo se concretó este proyecto y si en la región existe una experiencia similar?
Esta experiencia es pionera en Latinoamérica, pues permite el registro del recién nacido en la misma sala de partos, con lo cual se brinda acceso a la identidad de la persona. El proyecto se concreto en marzo del 2012, y hoy ya llevamos registrados en línea en el sistema web más de 80 mil nacidos vivos de 18 regiones. Es un sistema de información electrónico gratuito desarrollado en esfuerzo conjunto con el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil. Es de alcance nacional para todos los establecimientos de salud, públicos y privados (incluyendo a EsSalud, Sanidades de las Fuerzas Armadas, y clínicas privadas. Para acceder al sistema basta tener una computadora conectada a Internet e impresora en la sala de partos.

Los esfuerzos mencionados corresponden a profesionales de la salud y la informática, pero en las universidades, ¿los planes de estudios están contemplando estos temas?
Todavía falta mucho por trabajar con las universidades. De hecho, necesitamos más programas de informática biomédica y de informática en salud. El recurso humano especializado y bien capacitado en estos temas es fundamental.

¿Qué nuevos proyectos están por concretarse en temas de telesalud en el Minsa y quiénes la financiarán?
Estamos trabajando la salud móvil a través de mensajes de texto financiados por el propio Minsa y una plataforma de telemedicina con fondos propios principalmente.