El colesterol bueno (HDL)es el alimento que mantiene vivo al linfoma de células B, un tipo de cáncer que se origina en los tejidos linfáticos del cuerpo. Una técnica experimental arroja alentadores resultados sobre la eliminación no tóxica de linfomas B. Si te interesa este tema, sigue leyendo la nota desarrollada por Pamela Montes I.


Una muerte no tóxica del cáncer linfático INFOGRAFÍA: (c) Diario El Comercio

Investigadores estadounidenses acaban de presentar una técnica para eliminar linfomas de células tipo B -responsables de la mayoría de casos de linfoma no Hodgkin- mediante una nanopartícula dotada de oro y sin recurrir a la quimioterapia.

Teniendo como base estudios previos que informaron que este linfoma necesita nutrirse de HDL natural (lipoproteína de alta densidad o colesterol bueno) para vivir, los científicos crearon una nanopartícula sintética que impide al tumor alimentarse, lo que propicia su muerte.

Engañando al enemigo
Esta partícula imita la forma y composición del HDL para que logre conectarse a la célula cancerosa y cuenta con un ingrediente indispensable para su misión: cinco porciones diminutas de oro en su núcleo.

Con estas características, la poderosa nanopartícula una vez acoplada a la célula del cáncer, absorbe el colesterol gracias a su superficie esponjosa, y el núcleo con oro se encarga de impedir el paso de más colesterol que preserve la vida de las células tumorales. Entonces, sin alimento, el linfoma se muere de hambre.

La investigación fue realizada en laboratorio y se utilizó cultivos de células humanas y ratones. En los resultados, la acción de la nanopartícula con núcleo de oro en células humanas cultivadas arrojó que fue capaz de matarlas; mientras que en los ratones inhibió el crecimiento de linfomas de células B.

Nanopartícula versátil
“Esto tiene el potencial para convertirse eventualmente en un tratamiento no tóxico para el linfoma de células B, que no implica quimioterapia”, dijo Leo I.Gordon, MD, coautor de la investigación dada a conocer a través de la revista “Proceedings of the National Academy of Science”.

Inicialmente, el desarrollo de la nanopartícula fue concebido para eliminar el colesterol de las células que tienen que ver con patologías cardíacas.

“Hemos descubierto que las partículas son multitareas”, expresó C. Shad Thaxton, quien desarrolló el método junto con Gordon. Ambos son miembros del Centro para la Comprensión del Cáncer de la Universidad de Northwestern, en Illinois, Estados Unidos.

Estos investigadores anteriormente ensayaron con dos nanopartículas HDL: una sola, y otra que transportaba medicamentos oncológicos; pero encontraron que ambas mataban indistintamente a las células B del linfoma.

Por ello, se enfrascaron en mejorar el mecanismo por el que la nanopartícula se pueda adherir a los receptores del linfoma y manipular el colesterol, absorbiéndolo y bloqueando su ingreso.

Acción inteligente
En la célula, el núcleo con oro de la nanopartícula se encarga de bloquear el paso a más alimento.

LA CIFRA

85% de casos de linfoma no Hodgkin (LNH) es producido por linfomas de células B. Los linfomas son neoplasias que atacan los linfocitos.

Datos de interés

Ataque a las defensas El linfoma no Hodgkin es un cáncer que se origina en las células llamadas linfocitos. Estos pertenecen a uno de los tres tipos de glóbulos blancos, claves en el sistema linfático e inmunológico.

Metal precioso El uso del oro y otros metales es un recurso que se utiliza en varios medicamentos para que puedan cumplir su función terapéutica. Se ha comprobado que no es tóxico para el ser humano.