La telemedicina –o atención médica a distancia a través de soluciones tecnológicas– es un viejo anhelo que puede ayudar a mejorar el acceso a la salud en países como el Perú. Gustavo Menéndez, especialista de Cisco, estuvo de paso por Lima para mostrar los avances en ese campo. Menéndez considera que, aunque los usuarios ya están preparados para el siguiente paso en telemedicina (basada en el video), el escollo más grande es convencer a las instituciones.

Existen muchos proveedores de soluciones de telemedicina. ¿Qué los diferencia del resto?
Nuestra apuesta es por la medicina en tiempo real, interactiva y en alta definición. Es simple, pero poderosa. La telemedicina ya acortaba distancias con el uso de imágenes fijas para el diagnóstico remoto. Nosotros, además de hacer esto, vemos que la mejor complementación es con el video en tiempo real.

¿Esa es la clave para que una atención a distancia sea más precisa?
Hay tres puntos básicos. Primero, el uso del video ya está muy difundido entre los pacientes y médicos: graban videos con sus dispositivos y los suben a You Tube, hacen videollamadas. Por el lado de los usuarios, es un tema maduro. Segundo, la tecnología del video ha tenido un salto cualitativo y nosotros hemos desarrollado soluciones de telepresencia que se han convertido en herramientas muy potentes para las empresas. Y, tercero, las redes de hoy son mucho más potentes y capaces de permitir la conectividad necesaria. Además, los costos han bajado mucho. Pese a que la telemedicina es un viejo anhelo, creemos que el mejor momento es el actual.

Pensar en comunicaciones de alta calidad por video en lugares alejados, como la sierra o la selva peruana, donde la conectividad es mala, puede ser muy difícil…

Hoy contamos con un portafolio de productos que abarca desde lo más básico (un software simple, una computadora, una cámara web y conexión a Internet) hasta las más complejas (un ambiente de telepresencia inmersiva). Si, por ejemplo, se trata de una portátil sin conectividad, se puede conectar vía satélite. Lo importante es que ya existen opciones de muy buena calidad que permitirán a los especialistas tomar decisiones a distancia.

¿Cómo va el tema en el Perú?
Tenemos presencia en todos los países de la región con estas soluciones. Aquí estamos preparando la infraestructura en varias clínicas importantes y, a nivel público, tenemos varios proyectos que confiamos que se harán realidad en breve.