El debilitamiento del sistema inmune puede provocar desde un simple resfrío hasta la muerte. Víctor Manríquez conversó con el doctor José Josán Aguilar, miembro de la Sociedad Peruana de Inmunología, sobre las amenazas a las que está expuesto nuestro sistema protector.

¿Qué factores afectan el sistema inmunológico?
El factor más importante es la nutrición, porque permite el fortalecimiento de la inmunidad. Si alguien tiene una mala nutrición su sistema inmunológico no estará preparado para enfrentar una infección. Otro factor que interviene es el estrés. Cuando estás estresado segregas corticoides, una sustancia que inhibe el sistema inmune. Si estás expuesto con frecuencia al estrés, tus defensas están disminuyendo debido a la continua secreción de corticoides. El cigarrillo, la polución, la falta de sueño y los cambios bruscos de clima pueden afectar tus defensas.

¿Cómo los cambios de clima afectan nuestra inmunidad?
Tu cuerpo está acostumbrado a una temperatura, pero cuando esta cambia tu sistema inmune tiene que adaptarse a la nueva condición. Mientras se adecúa, tu sistema se encuentra vulnerable. Basta ese desajuste para que las infecciones ataquen.

¿Qué partes del cuerpo son las más vulnerables?
Las partes que están en mayor contacto diario con el medio ambiente. Las enfermedades del tracto respiratorio son las más frecuentes debido que a través de las fosas nasales ingresan millones de bacterias. Asimismo, hay que prestarle especial atención al tracto gastrointestinal, que necesita tener sus defensas elevadas para filtrar cualquier tipo de amenaza que se encuentre en lo que comemos.

¿De qué manera podemos mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico?
En primer lugar, evitar en lo posible la malnutrición, el estrés en exceso y los otros factores mencionados. En la actualidad, han aparecido sustancias como el betaglucano que potencian al sistema inmunológico. Incluir esta sustancia complementaria en la alimentación es una alternativa para el mejoramiento de la inmunidad. Al final de cuentas, nosotros somos los responsables de nuestras defensas.

¿La prevención puede reemplazar a los medicamentos en el tratamiento de infecciones?
No, la idea de la prevención es la de fortalecer nuestro sistema inmune para que se encuentre en óptimas condiciones. Para el tratamiento de estas enfermedades siempre habrá que acudir a un médico y tomar los medicamentos indicados.