Luego de 13 años de existencia, el servicio de mensajería instantánea de Microsoft (llamado primero MSN Messenger y años después Windows Live Messenger) hoy deja de funcionar en todos los países (excepto China continental). Tal como ya se había anunciado, este programa se fusionará con el servicio de videollamadas Skype. Por tal motivo, todos los usuarios deberán realizar una actualización a la versión más reciente de Skype. Con ello, de manera automática, los antiguos usuarios de Messenger no perderán su lista de contactos y seguirán conectados con sus familiares y amigos.

Si usa Skype por primera vez, deberá descargar la versión más reciente del programa. Después, inicie la sesión usando su cuenta de Microsoft (el usuario y contraseña que utilizaba normalmente en el Messenger, Hotmail o Outlook).

Si usted ya tiene una cuenta en Skype, deberá actualizar a la versión más reciente. Después, inicie la sesión con su cuenta de Microsoft, seleccionando la opción para fusionar su cuenta de Skype con la del antiguo Messenger. De ese modo, podrá acceder tanto a los contactos del Messenger como a los de Skype.

Para descargar la nueva versión de Skype haz clic aquí.