Por Ángel Hugo Pilares. En el último Salón Internacional de Inventos en Suiza, una peruana recibió la medalla de plata. La ingeniera Silvana Flores fue premiada por su proyecto “Tratamiento integral de remediación de efluentes mineros metalúrgicos a través del proceso de tensión de la dolomita como agente remediante”, que presentó junto a sus colegas Edison Zegarra Luna y Óscar Tinoco.

¿En qué consiste el invento?Es un tratamiento de aguas de carácter ácido o alcalino, que se tratan a través de un agente remediante llamado dolomita. Este es un mineral que a altas temperaturas tiene propiedades fisicoquímicas que permiten reducir la concentración de metales pesados como cobre, plomo y zinc.

¿Qué uso se le puede dar al agua una vez tratada?
El relave minero sale como lodo y encima sale agua. Esa agua es la que tratamos. La idea es volverla a usar en la industria minera o en la agricultura. El sistema es más eficiente que la cal, y tiene menor costo. Y también tenemos otra patente para tratar el lodo y hacer baldosas, ladrillos o agregados de construcción…

¿Cuáles son las posibilidades de aplicar esta técnica en la industria minera?
Implementar este proceso no es muy caro. Muchos pueden verlo como un gasto, pero en realidad es una inversión. Es más barato, eficiente y eficaz que lo que hacen actualmente las mineras. Además, las mineras con responsabilidad social tienen beneficios tributarios.

Perú fue el único país que representó a Latinoamérica, pero lo hizo con apenas dos inventos. ¿Qué falta para que más inventos peruanos vayan a certámenes como este?
La feria es grande, pero lamentablemente el Perú no tiene inversión en ciencia y tecnología. No hay una institución que vaya y haga una confederación de premios. Ahí en la feria veía que la Universidad de Taipéi daba un premio a la de Rusia y así. En cambio, haber ganado una medalla de plata demuestra que el estándar de calidad es bueno.

Todo pese a que no hubo suficiente apoyo…
Este trabajo es producto de una tesis que tardó cuatro años. Cuando empecé, mi estudio no tenía antecedentes, no tenía cómo hacerla. Por eso me demoré tanto en sacarla. Fueron muchos años de investigación y esfuerzos. Hay que perseverar. En mi familia había cierto temor, pero hay que ir contra todo, aunque lo cierto es que también la gestión puede ayudar a motivarte. Si hubiera una estructura, un sistema articulado de gestión de investigación, desarrollo e innovación, seríamos una potencia.