Por Gisella López Lenci, enviada especial a Taipei. La capital taiwanesa se ha convertido esta semana en el centro de atención de la más sofisticada tecnología informática. En el marco de Computex, la feria de computación más importante del año, la estadounidense Intel lanzó su tan esperada cuarta generación de procesadores. Este nuevo componente –que fue desarrollado bajo el nombre clave de Haswell- fue fabricado especialmente para la vedette de Computex: las computadoras 2 en 1. Esta es la nueva generación de computadoras que son máquinas tan potentes y delgadas como una Ultrabook y tan dinámicas como las tabletas. (Mira nuestra galería de fotos en Facebook y Google Plus)

“Estas máquinas conjugan lo mejor de ambas. La productividad que nos da una Ultrabook y el consumo de contenido de una tableta”, afirmo Tom Kilroy, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Marketing y Ventas de Intel, ante los cientos de periodistas internacionales que se reunieron en el Centro Internacional de Convenciones de Taipei.

Las 2 en 1 cuentan con teclado cuando se usa como laptop, pero su pantalla es táctil. Esa será la principal característica de las laptops de ahora en adelante.

La novedad de estos procesadores de cuarta generación es que permiten que las máquinas sean 50% más ligeras que las actuales Ultrabooks [que de por sí ya son ligeras] y 50% más rápidas. Además, permiten la reproducción con alta definición de los gráficos y videos, consumiendo la tercera parte de la energía. Es decir, su batería puede durar hasta ver tres películas completas en HD.

Estos híbridos de cuarta generación están pensados para revolucionar el mercado de las computadoras y estarán disponibles en Latinoamérica para fines de este año. “Para antes de Navidad estarán de todas maneras en el Perú”, dijo a El Comercio Juan Carlos Garcés, gerente del Canal de Ventas del Cono Norte de Latinoamérica.