Te propongo un ejercicio. Toma su smartphone y repasa cuáles son las aplicaciones que más utiliza. Probablemente no lleguen ni a diez. Si profundizamos un poco más, comprobaremos que la mayoría pertenecen a solo dos empresas. Seguir leyendo...