Presioné el botón de encendido y un par de segundos después la pantalla se tiñó literalmente de rojo. No sé qué problema tendrá el televisor de casa (un LED de 40”, para mayores señas), pero todo se ha malogrado. Aún no me doy por vencido y el fin de semana lo llevaré al técnico.

Pero por un momento me hice la pregunta que, de cuando en cuando, amigos y conocidos me hacen: ¿qué televisor debería comprarme? Entonces, aprovecho este espacio para compartir las recomendaciones que siempre doy.

Televisor Krusty - Héctor Herrera CC by 20

Primero, tener en cuenta el espacio en el que se colocará el televisor para determinar el tamaño conveniente. Lo ideal es que haya la distancia adecuada entre la pantalla y usted. Si el panel es de 42”, la distancia ideal de visión es de 1,8 metros. Si quiere tener un TV de 55”, deberá ubicarlo a una distancia mínima de 2,4 metros desde donde usted mirará.

Lo mínimo indispensable es que sea Full HD, pensando en que ahora hay más acceso a contenido en alta definición a través del reproductores Blu-ray, consolas de videojuegos, decodificadores HD, etc. ¿Un 4K? Creo que aún no es tiempo.

Y teniendo en cuenta los dispositivos antes mencionados, lo ideal es que el televisor tenga por lo menos cuatro entradas HDMI. En este caso es mejor que sobren a que falten.

¿Es necesario comprar un Smart TV? Solo si usted busca navegar por la web o usar las diversas aplicaciones disponibles. Pero recuerde que eso también hace más caro el aparato. ¿Y qué hay con el 3D? Nada. Es una función muy limitada a ciertas ocasiones.

ACTUALIZACIÓN (20/09)

Antes que nada quiero agradecer la participación de los comentaristas para enriquecer este post. Al final, la intención es generar el diálogo para incrementar el conocimiento colectivo.

Efectivamente, se me pasó un punto muy importante: fijarse de que el televisor nuevo tenga ya incorporado sintonizador digital (es decir, que esté listo para recibir la señal digital terrestre en formato japonés con modificaciones brasileñas, que es el que se utiliza en el Perú). ¿Por qué es importante? Porque nos permitirá sintonizar la señal gratuita y digital que los diversos canales de televisión ya están emitiendo en Lima y en algunas otras localidades.

Sin embargo, y si tomamos en cuenta el cambio en los plazos del plan maestro que ha hecho el MTC, el apagón analógico podría demorar un poco más. Y si consideramos que la vida útil de los televisores hoy suele ser de entre cinco y siete años, quizás para el nuevo recambio de televisor sí será imprescindible tener el sintonizador incorporado.

Varios otros comentaristas pedían más profundidad en mis recomendaciones. Más allá de lo referido al tamaño (yo sé que te mueres por tener una tele de 55″ en tu cuarto pero, créeme, solo la disfrutarás los primeros días y luego se convertirá en una molestia), voy a abundar en los siguientes puntos:

¿Smart TV? Si estás acostumbrado a usar tu móvil o tu tableta mientras miras televisión, creo que lo Smart aún sale sobrando. Aunque las interfaces cada vez son mejores, los sistemas operativos más fluidos y el hardware más robusto, se me hace complicado conectarme a Internet a través de la tele y navegar por allí. Todavía recomiendo como alternativas tener un dispositivo accesorio (tipo Google Chromecast o Apple TV) o que el televisor cuente con Miracast o algo similar para usar el televisor para mostrar lo que estás viendo en tu celular o tableta. Mi recomendación: depende de tu comportamiento como usuario.

¿3D? No. Definitivamente no. Y lo peor es que es uno de los factores que hace más caros los televisores. Para disfrutarlo necesitas tener una fuente de imagen en 3D. ¿Canales? No hay. En algunos TV Smart cuentan con canales con contenidos especiales, pero son espectáculos artísticos o documentales. Para las películas seguro necesitarás comprar un reproductor Blu-ray en 3D (que probablemente tenga la capacidad de convertir a Smart los televisores que no lo sean). O sea, más gasto. No quieres comprarte un nuevo Blu-ray y has decidido usar la opción de upscaling para convertir en la misma tele la imagen de 2D a 3D. Bacán, pero no todo el contenido está listo para esa conversión. Creo que quedarías tan insatisfecho como cuando vas al cine a ver alguna peli en 3D: pagas un montón para solo unos 15 o 20 minutos de aprovechamiento de esa tecnología. Mi recomendación: Sin 3D. Si no puedes evitarlo, caballero, acepta nomás.

¿LED, OLED? En estos momentos, el LED copa el mercado. A comparación con OLED, que es una tecnología nueva, es más barato.¿En cuál se ve mejor? Obviamente en el OLED, pero todo depende de la calidad de la fuente de la imagen. Mi recomendación: LED. Delgado, ligero y más barato. Además, es más ecológico.

Aquí viene la otra pregunta ¿HD, Full HD o 4K? Lo mejor es, obviamente, 4K. Pero aún no hay contenido para ese formato. Además, como tú no vas a parar viendo Blu-ray todo el día y todavía no tienes tu paquete HD de tu operador de cable o satélite (que, por cierto, aún tienen muy poquitos canales HD), vas a tener que seguir viendo la programación regular que es en digital, pero en definición estándar (SD). ¿Eso qué quiere decir? Que seguirás viendo tus canales alargados o achatados. Todo eso seguirá así hasta que la oferta de canales de pago tenga más canales en HD y que los canales locales migren completamente a lo digital. Mi recomendación: Full HD

Si se te ocurre algún aspecto más que no haya considerado, compártelo con la comunidad a través de los comentarios. Si quieres saber mi opinión sobre algún punto en particular de este tema, también deja tu comentario y actualizo este post con la respuesta.