¿Alguna vez te has hecho esa pregunta? Antes he dejado en claro que me es muy difícil vivir sin el celular. Aunque parezca una cosa poco probable, hay muchas partes del mundo en que no puedes usar ninguno de los servicios de Google; no puedes actualizar su estado en Facebook (ni usar el Messenger, ni otros servicios de la empresa como Instagram); ni puedes revisar o alimentar tu timeline de Twitter. La semana pasada me tocó estar en una de esas “extrañas” partes del mundo.

Gracias a una invitación de Huawei, tuve la oportunidad de estar por seis días en China, para visitar sus oficinas principales (cosa de la que ya les comentaré en breve). El viaje estuvo muy interesante. Pero además de conocer sobre las costumbres y cultura china, también pude ver de cerca cómo es vivir con la censura en Internet.

En China es imposible acceder a la página de Google para realizar alguna búsqueda, así como tampoco se pueden usar ninguno de sus servicios. Lo mismo sucede con Facebook, su Messenger e Instagram; así como con Twitter.

¿Cómo hacen entonces? Las personas que tienen oportunidad de salir del país, aprovechan para contratar algún servicio de VPN. Como saben, las VPN permiten conectarse a Internet no utilizando el número IP (lo que nos identifica en la red) local, sino de alguna otra ciudad. Al grupo de peruanos que participamos del viaje nos habían advertido esto, por lo que instalamos (tanto en las computadoras como en los móviles) uno de los servicios de VPN recomendados. Se puede decir que con esto se “salta” la censura, pues ya no estaríamos conectándonos desde una IP de China.

¿Pero qué hay con quienes no tienen acceso a comprar uno de estos servicios? Tienen varias opciones, que no son las que en este lado del mundo necesariamente son las primeras. Por ejemplo, en lugar de buscar en Google usan Baidu. Otra opción es usar Yahoo. Sí, sé que no es tu primera opción, pero en un momento en que mi servicio de VPN falló, tuve que improvisar usando el viejo Yahoo.

WhatsApp sí funciona, pero a veces se pone muy lento. En China usan WeChat, una aplicación que no solo es para la mensajería instantánea. También es una interesante red social (por lo que no necesitan Facebook) por la que pueden intercambiar fotos, documentos, etc.

¿Y con estas restricciones, cómo es el tema de los servicios de telefonía móvil? Como en gran parte del mundo, los dos sistemas operativos que se usan son iOS y el Android. En la ciudad de Shenzhen pude notar a muchas personas usando modernos iPhones. En Shanghai pasé por la impresionante Apple Store que está en la calle Nanjing. Era un jueves por la tarde y estaba reventando en gente, no solo curiosos, sino también compradores.

Pero como saben, las principales marcas de smartphones de la actualidad son chinas, y estas trabajan con el sistema operativo Android. ¿Cómo pueden hacer para activar sus equipos si existen las restricciones a Google? Según me explicaron, la alternativa es usar las tiendas de aplicaciones que tiene cada uno de los fabricantes. De esa manera, además de activar el dispositivo se puede acceder a las apps necesarias para sacarle el jugo al equipo.

¿Puedes vivir sin Google, Facebook o Twitter? En esta parte del mundo no tenemos las restricciones que hay en China, pero muchos aseguran que es bueno desconectarse de vez en cuando para aclarar las ideas, para pasar tiempo con uno mismo, y para concentrarnos en aquellas cosas tan importantes de la vida. ¿Tú qué opinas?