Estar sentado en un escritorio es motivo suficiente para que el cuerpo sufra. Si trabajas en una oficina es importante que te muevas de vez en cuando:  que le recuerdes al cuerpo que sigues en actividad.

Es importante pues estar sentado frente a una computadora, con la espalda encorvándose -lo hace mientras más presión tengamos encima- te hace mal. Re mal.

IMG_5049

Vamos paso a paso. ¿Qué sucede si no te mueves lo suficiente?

Brazos: Si no los estiras dos o tres veces más al día (o solo los usas para tipear) es probable que te de hipertensión.

Estómago: El quedarte sentado de manera excesiva promueve la obesidad y hasta enfermedades en el colon.

Pies: Como la sangre no fluye del todo bien cuando estás todo el día sentado, los calambres se vuelven más comunes.

Cuello: El fluido que se retiene en tus piernas por la falta de movilidad viaja hasta el cuello (!) Por eso es que este se endurece.

Espalda: Estar sentado en exceso ejerce una presión en la espalda y la debilita. Entonces, con cualquier movimiento brusco, te puedes lesionar.

Entonces, ¿qué hacer para evitar todos estos males?

Una de las cosas más favorables es caminar. La sangre no regresa al corazón por sí sola. Es decir, el corazón pompea sangre, pero no puede llevarla de vuelta, pues no es suficientemente fuerte para hacerlo. Necesita, entonces, ayuda de los músculos. Así, cada vez que caminas, te estiras o haces ejercicio, la sangre comienza a fluir de vuelta.

Con ella, recibes más oxígeno y eliminas toxinas. Entonces, tómate un break todos los días para caminar. Utiliza las escaleras de vez en cuando en vez del ascensor. Y también puedes hacer dos cosas muy simples:

Párate y estira los brazos. Respira profundo.

Luego, sostén una rodilla con una mano y cambias. Cada lado 1 minuto. Ajusta el centro cuando lo hagas. Obvio, puede hacer esto en casa en cualquier momento. (Mis fotos caseras lo demuestran, ja.)

Espero te sirva.

Namasté :)