Las mujeres de mi vida

Cuán importante es entender de dónde venimos, y no me refiero a las gastadas preguntas filosóficas. Hablo de los orígenes, de saber quiénes son o fueron nuestros ancestros. De conocer y reconocer su historia, sus miedos, sus virtudes y sus debilidades…No hablar de ese pasado es negar nuestra existencia. Es negar quiénes somos realmente, lo que cargamos y de lo que debemos encargarnos. Seguir leyendo...