Este “puente escorpión” se enrolla para que los botes pasen

El Rolling Bridge de Londres ha recibido varis reconocimientos por su innovación en el rubro de puentes con movimiento

Este “puente escorpión” se enrolla para que los botes pasen

(Foto: Adam Lederer / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

Este “puente escorpión” se enrolla para que los botes pasen

(Foto: Adam Lederer / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

Este “puente escorpión” se enrolla para que los botes pasen

(Foto: Adam Lederer / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

Este “puente escorpión” se enrolla para que los botes pasen

(Foto: Adam Lederer / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

Actualmente los puentes con movimiento ya no son solo levadizos. Diseñadores y arquitectos han buscado la manera de hacer que ellos no solo sean funcionales sino que también tengan un rango de movilidad interesante para los usuarios y sea un foco de atención en la ciudad.

Ese es el caso del Rolling Bridge ideado por el diseñador Thomas Heatherwick que está en el Grand Union Canal en Londres. Este puente peatonal y para ciclistas no es como las construcciones tradicionales que se separan en la parte central para permitir el paso de los barcos sino que, al igual que la cola de un escorpión, este se enrolla en una de las orillas creado una estructura octogonal.

Las ocho estructuras triangualres de acero y madera del Rolling Bridge se estiran lentamente hasta tener una forma vertical gracias a unas bombas hidráulicas tomándose aproximadamente tres minutos para concluir todo el proceso. Este proyecto ha recibido varios premios debido a innovación.