elcomercio.pe

Casa y Más

Haz que tu mesa de centro sea el blanco de las miradas

1 de 10

Si la mesa tiene formas escultóricas, lo ideal es dejarla libre de elementos para que resalte el material y diseño. De Alonso Briceño y Paloma Valerga. Foto de Jaime Gianella.

Sin lugar a dudas, la mesa de centro se ha convertido en una pieza protagónica en la sala, “porque funciona como un eje para todos los elementos y sirve como apoyo”, resalta la arquitecta Karim Chaman.

Las piezas rectangulares son las más comunes, pero hoy en día es posible encontrar mesas que destacan por sus formas llamativas, ya sea redondas, hexagonales, ovaladas, u amorfas, que imprimen dinamismo en el área social. “Las de silueta curva y las tipo nido (una composición de mesas de dos o más niveles), crean una ilusión de movimiento y las convierte en el punto focal del lugar”, señala la arquitecta Karla Chávez. También se hallan las que resaltan por su carácter escultórico y funcionan como una pieza decorativa o de arte, más que como un elemento utilitario. 

Si la sala es amplia (más de 25 m2), dispón de una mesa rectangular de 1,50 m de largo, mesas gemelas de 80 cm de largo o dos piezas de distintas alturas, para que sean el punto de las miradas. En ambientes pequeños conviene las circulares u ovaladas (de 70 o 90 cm diámetro) para permitir el tránsito Además, para que la circulación sea fluida ubícala a una distancia mínima de 45 cm de los muebles que la rodean.

 

 


Tags relacionados

mesa