elcomercio.pe

Casa y Más

Presente y pasado conviven en un cálido departamento de Berlín

1 de 5

En el dormitorio del departamento, la zona de estudio está compuesta por una mesa, que simula ser un caballete, y una clásica silla Viena. Se recomienda colocar el escritorio al lado de una fuente de luz natural para aprovechar a plenitud la iluminación. (Foto: Magnus Pettersson)

 

Ubicado en un edificio berlinés levantado en 1887, este departamento de 45 m2 conserva el esplendor de sus mejores años, gracias a la empresa de bienes raíces Fantastic Frank que encargó a la interiorista belga Sarah Van Peteghem la transformación de este antiguo departamento.

Van Peteghem consiguió como resultado dos ambientes que tienen todo lo necesario para vivir de una manera cómoda y con mucho estilo. En este lugar, donde el pasado y el presente se encuentran y armonizan, destacan los listones de madera clara que recorren el suelo de ambas estancias, también resaltan las delicadas molduras que rematan las altas paredes blancas y el mobiliario de origen escandinavo, que exhibe la textura natural de las vetas y que destaca por su funcionalidad.

El comedor, que es la primera zona que se ve al ingresar en el departamento, comparte espacio con la cocina. Esta última luce un toque industrial, ya que la pared del repostero muestra una textura de concreto expuesto. La otra habitación es la alcoba, que cuenta con un sofá que se convierte en cama, y una zona de escritorio.

 

 


Tags relacionados

departamento

Berlín